Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:CARLOS URQUIJO | Delegado del Gobierno en el País Vasco

"El resto de España no puede boicotear a los empresarios vascos"

Carlos Urquijo Valdivielso (Llodio, 1964), casado y con un a hija, entró en contacto con las patronales vascas nada más tomar posesión de su cargo. Según dice, está comprometido con preservarles de la amenaza de ETA y de las "incertidumbres que genera" el plan Ibarretxe. Por eso, porque es plenamente consciente de las dificultades en las que trabajan los empresarios, espera que los productos vascos ni sufran ni estén sometidos a ningún tipo de boicot en el resto de España.

Pregunta. Uno de sus primeros contactos fue con los representantes de la patronal vasca. ¿Por qué?

Respuesta. Sí, estuve con Confebask, con la patronal alavesa y con el Círculo de Empresarios. Les he ofrecido ser un instrumento para mediar en sus demandas a Madrid y toda mi colaboración para que puedan abordar su trabajo de la mejor manera, sin ninguna incógnita. También les trasladé mis preocupaciones por las incertidumbres económicas que genera el plan Ibarretxe y su efecto sobre las inversiones.

"Vamos a dar a conocer la utilidad que tiene la Administración del Estado para los ciudadanos vascos"

"El PNV no quiere converger con España, sino la ruptura, y eso condiciona mucho las formas"

P. Su antecesor, Enrique Villar, puso a los empresarios en la tesitura de tener que retratarse ante el plan Ibarretxe. ¿Cree que ese es el camino?

R. Creo que hay que respetar la autonomía de las organizaciones empresariales. Estas ya han manifestado los riesgos del plan del lehendakari, incluso algún presidente de patronal fue descalificado de manera inadmisible por el Gobierno vasco en relación a sus negocios particulares. Ibarretxe debiera de respetar la autonomía de los empresarios y su derecho a opinar con libertad. Y eso implica no tomar represalias, como se han tomado en relación con algunos empresarios.

P. ¿Teme que en el resto de España se puedan organizar campañas contra los productos vascos o contra las empresas?

R. Los empresarios vascos, que además son muy plurales, los hay de todos los colores, no deben de ser los paganos de la locura y el disparate del lehendakari. No se puede contribuir desde el resto de España a que ese daño que ya sufren los empresarios vascos aquí, se incremente. Sería muy injusto que, además de la persecución que sufren por parte de ETA en Euskadi, y además de la incertidumbre política del plan de Ibarretxe, en el resto de España les empezaran a boicotear los productos vascos.

P. Cuando el consejero de Interior, Javier Balza, asistió a su toma de posesión y poco después usted anunciaba una cita con Ibarretxe parecía que las cosas iban a cambiar en sus relaciones, pero era un espejismo.

R. El espejismo, en todo caso, es el de la administración vasca. Yo tengo la mano tendida; si el otro se la guarda, la culpa es del otro. La reunión con Ibarretxe fue absolutamente protocolaria y fría. Sin embargo valoré mucho la presencia de Balza, con quien tengo una estrecha relación. El problema es que ellos no quieren la convergencia con España, sino la ruptura.

P. ¿Cómo analiza el cambio en la máxima dirección del PNV?

R. El PNV sigue instalado en Estella, nunca se ha ido de allí. Y eso es lo que comprobamos el otro día en Andoain. El hecho de no votar a favor de una víctima de ETA, de Joseba Pagazaurtundua, fue un verdadero ejercicio de cicatería vergonzosa. Ese es el PNV, el mismo que era antes, aunque han cambiado sus dirigentes: ahora est Josu Jon Imaz, antes Xabier Arzalluz.

P. ¿Divergencia política es equivalente a ineficacia contra ETA?

R. En esa materia hemos sabido reservar una especie de burbuja que no se ve afectada por otras circunstancias. Se ha hecho un gran esfuerzo entre las dos administraciones, aunque se podrá mejorar la coordinación entre FSE y Ertzaintza, cuando los responsables políticos de la Ertzaintza salven ciertas reticencias.

P. ¿Ese clima puede facilitar la ampliación de la Erzaintza con una nueva promoción de agentes?

R. Poner en marcha una promoción no es sencillo. Hay problemas presupuestarios que no son menores, hay que justificar la oportunidad de esa plantilla, y quizás, antes de pedir aumento de plantilla igual Balza tiene que regular de forma definitiva el tema de la segunda actividad,para saber lo que necesita.

P. ¿Hay fecha para que se reúna la Junta de Seguridad?

R. De momento, no, pero mensualmente se está reuniendo una comisión de profesionales para resolver los problemas de las personas amenazadas.

P. ¿Se va a reunir con Balza?

R. Le he pedido una reunión y me ha dicho que sí. La tendremos en breve.

P. ¿Para incrementar la eficacia contra ETA no sería necesario conectar la Ertzaintza a las bases de datos policiales europeas?

R. Ese es uno de los temas que Balza me quiere plantear, y ese es un tema de confianza. Pero la confianza hay que ganársela. Si avanzamos en quitar los recelos que hay en la Ertzaintza a colaborar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, pues en ese caso ya veremos.

P. ¿Le da confianza la actuación de la Ertzaintza en el homenaje a Antxon Etxebeste?

R. La Policía vasca detiene a comandos, pero no incomoda a Batasuna en la calle. Están pensando más en su herencia política, y no van a variar ese camino.

P. El lehendakari es de Llodio, usted también, en Vitoria son vecinos....

R. Pero en este caso la vecindad no significa estar bien avenidos. La primera entrevista no ha sido especialmente cordial. La acogida en Ajuria Enea fue distante y, desgraciadamente, la vecindad no ha servido para mejorar esa relación. Somos muy conscientes de que los problemas son muy grandes, las diferencias muy profundas y, en una situación de falta de libertad como la del País Vasco, constatamos que las prioridades son radicalmente diferentes, a pesar que el lehendakari es el representante ordinario del Estado aquí.

P. ¿Puede decirse que hay un plan Urquijo para combatir el plan Ibarretxe?

R. Lo que va a haber es un plan estratégico para los cuatro años, en el que vamos a potenciar las inversiones y dar a conocer la utilidad de la Administración del Estado. Las inversiones para 2004 van a ser de 330 millones de euros, y eso es un incremento del 28% respecto al 2003. Además, ya se han aprobado 46 kilómetros de la Y vasca, 870 millones de euros más.

P. Usted ha puesto en marcha una investigación sobre los libros de texto.

R. Lo que me propongo es que se ejerzan las competencias de la alta inspección del Estado en materia d Educación, porque me consta que se discrimina por razón de la lengua y que los currículos en algunos centros de enseñanza no respetan el tronco común como deben de hacer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de febrero de 2004