Necrológica:
Perfil
Texto con interpretación sobre una persona, que incluye declaraciones

John Hench, artista de Disney que ayudó a diseñar los parques temáticos

John Hench, que durante mucho tiempo fue artista y diseñador de Disney, y cuya enorme creatividad se puede encontrar en la animación y en los parques temáticos, falleció el jueves en el Providence St. Joseph Medical Center de Burbank, a los 95 años. Hench, vicepresidente primero de Walt Disney Imagineering, murió de insuficiencia cardiaca tras una breve enfermedad que obligó a su hospitalización.

En una carrera profesional de 64 años, Hench trabajó en películas animadas y con personajes vivos, desempeñó un papel clave en la creación de los parques temáticos de Disney y pintó los retratos oficiales de Mickey Mouse para el 25º, 50º, 60º y 70º cumpleaños del personaje. Participó también en uno de los proyectos más extraños de Walt Disney: Destino, una colaboración entre Disney y el pintor surrealista Salvador Dalí. Hasta que cayó enfermo hace dos semanas, Hench trabajaba a diario en las oficinas de Imagineering, en Glendale. Participó activamente en el diseño de Hong Kong Disneyland, que está en construcción. "John Hench nos enseñó a mí y a otros muchos cuál es la esencia del legado de Disney", ha declarado Michael Eisner, presidente y director ejecutivo de Walt Disney Company. "Siguió siendo una fuerza vital para nuestra empresa hasta el final", ha dicho.

Nacido en Cedar Rapids, Iowa, en junio de 1908, y criado en el sur de California, Hench estudió en el Art Students League de Nueva York, en el Otis Art Institute de Los Ángeles, en la Escuela de Bellas Artes de California, en San Francisco y en el Chouinard Art Institute de Los Ángeles. Tras completar su formación artística, investigó en los procesos del cine en color en Vitacolor Studios, diseñó platós para Republic Pictures y creó decorados de interior y publicidad para grandes almacenes de Broadway. Comenzó su carrera en el estudio de Disney en mayo de 1939, dibujando bocetos para Fantasía.

Trabajó en la creación de guiones, de bocetos, fondos, efectos de animación y efectos especiales de muchas de las más celebradas películas de Disney, como Dumbo, Los tres caballeros, Peter Pan, y Cenicienta, así como en el especial televisivo Donald in Mathmagic Land y la película con personajes vivos 20.000 leguas de viaje submarino. Para 20.000 leguas de viaje submarino, que obtuvo el Oscar a los efectos especiales en 1954, Hench creó los ataques de calamares gigantes y apareció en los títulos como principal artista de efectos especiales.

El mismo año, Walt Disney lo invitó a unirse a un pequeño equipo de artistas para diseñar el parque de diversiones que acabaría convirtiéndose en Disneylandia. Tras su trabajo inicial en Tomorrowland, Hench diseñó los edificios y las pasarelas de Adventureland, la plaza de Nueva Orleans, la gruta de Blancanieves y los personajes disfrazados de figuras de Disney, como Mickey Mouse.

Hench ayudó también a desarrollar diversas atracciones para Disneylandia y para la Feria Mundial organizada en Nueva York en 1964-1965, entre ellas Great Moments with Mr. Lincoln (Grandes momentos con Mr. Lincoln), Carrusel of Progress (El carrusel del progreso) e It's a Small World (Qué pequeño es el mundo). Tras la muerte de Disney, en 1966, Hench se convirtió en uno de los diseñadores jefe de Imagineering y desempeñó un papel clave en la creación de los parques temáticos.

En el libro The Art of Walt Disney, de Christopher Finch, el autor opina que, después de Disney, "probablemente haya sido Hench quien ha aportado más a las decisiones de diseño relacionadas con los parques temáticos". Hench disfrutó de su trabajo como retratista oficial de Mickey Mouse, y recordaba: "En su 25º aniversario quise cambiarle los pantalones cortos. Dije, bueno, es el ratón más rico del mundo, el más conocido y demás. ¿Por qué sigue llevando pantalones cortos? Walt contestó: 'Te diré por qué, porque a mí me gustan esos pantalones cortos', así que eso es lo que pinté".-

John Hench.
John Hench.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS