ARCO 2004

Diez artistas griegos imprescindibles

Jannis Kounellis (El Pireo, 1936). El artista de las grandes planchas de acero, sacos de carbón y despieces de vacuno, es uno de los grandes referentes del arte povera. Pero es ante todo un pintor, que rompe la centralidad de sus composiciones con la diagonal barroca de sus objetos.

Alexandros Psychoulis (Volos, 1966). Artista interdisciplinar, utiliza la red como soporte para poner en cuestión el abuso de los medios de comunicación y su carácter fragmentario. Su compromiso político con la causa palestina convirtió su última exposición, en un barrio ateniense de mayoría judía, en objeto de boicot por parte de los sectores radicales.

Apostolos Georgioy (Tesalónica, 1952). Pintor que se apropia de la iconografía popular para crear trabajos figurativos con marcado estilo narrativo. Sus personajes son ambiguos y están deliberadamente inacabados, como dibujos animados y los carteles cinematográficos.

Nikos Navridis (Atenas, 1958). Conocido por sus vídeos e instalaciones de balones y globos, propone al público un juego de significantes claramente simbólicos en los que proyectar sus deseos.

Maria Papadimitriou (Atenas, 1957). Su obra es una crítica a los estereotipos. En sus performances, marca su cuerpo para alterar las representaciones de la identidad femenina a la vez que propone al espectador narrar su propia mitología personal.

DeAnna Maganias (Washington, 1967). Utiliza la fotografía, la instalación y el vídeo para aislar los detalles mundanos y subvertirlos de forma que el espectador se encuentre con una realidad subjetiva distorsionada y exorciza sus miedos y fobias.

Nikos Markou (Atenas, 1959). El trabajo de este fotógrafo consiste en retratar series de paisajes en grandes formatos en donde no hay presencia humana. Pero el suyo es un intento de relacionar lo geográfico con el recuerdo cronológico del tiempo.

Panos Kokkinias (Atenas, 1965). Utiliza las grandes arquitecturas abandonadas de su país para establecer metáforas que exploran la sexualidad, los miedos y la muerte en fotografías que hacen del espectador voyeur de una narración que no oculta los más mínimos detalles.

George Lappas (El Cairo, 1950). Lappas relaciona la escultura con la arquitectura. Sus obras contienen una fuerte carga surrealista, juega con las paradojas y la ironía para distorsionar el sentido convencional de las proporciones y sugiere la decadencia a la que han llegado las grandes ciudades.

Thanasis Totsikas (Nikaia, Tesalia, 1951). Sus fotografías hablan de la ansiedad posmoderna de disolución del cuerpo humano en la naturaleza. Totskas usa el arte como un medio para erosionar las ideologías bucólicas y como conexión entre lo individual y el entorno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 07 de febrero de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50