Sede de la Unión Patriótica del Kurdistán, tras el atentado

Tres milicianos contemplan los destrozos en la sede de la Unión Patriótica del Kurdistán, ayer en Erbil.
Tres milicianos contemplan los destrozos en la sede de la Unión Patriótica del Kurdistán, ayer en Erbil.AP

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 02 de febrero de 2004.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50