Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asha Miró narra el encuentro con su hermana biológica en su nuevo libro

Asha Miró publica un nuevo libro sobre su adopción. Las dos caras de la luna (Lumen en castellano, La Magrana en catalán) es la crónica de un segundo viaje a la India en el que Miró conoció a su familia biológica, descubrió que su madre no era la que ella pensaba, que su padre no se desentendió de ella ni la abandonó y que, en realidad, su nombre era Usha Ghoderao. Su padre se lo cambió por Asha (Esperanza) al entregarla a las religiosas; éste era también el nombre de su hermana mayor.

Asha Miró (Saha, India, 1967) regresó el año pasado a los escenarios donde vivió los primeros siete años de su vida para rodar allí un documental sobre La hija del Ganges, su primer libro, del que se han vendido 140.000 ejemplares. La vuelta al hospicio donde creció supuso nuevamente un golpe a Miró, éste llegaba desde las monjas que lo regentan, descontentas con muchas "incorrecciones" que aparecieron en su primera obra. "Ahora cuento la verdad de la verdad. Todo el mundo se equivoca y erraron contándome mi infancia", comentó ayer la escritora durante la presentación de la obra en Casa Asia.

Miró, en su libro, imagina cómo hubiera sido su vida en la India tomando como referente a su hermana biológica. "Ha sido el reencuentro de las dos Ashas, la de Oriente y la de Occidente. He conocido a una mujer valiente, lanzada y feliz. Ambas tenemos una vida rica, aunque el destino nos dio un papel distinto a cada una". Las dos Asha, las dos caras de la luna, aparecen fotografiadas en la portada de este libro donde Miró dice "desnudarse ante los lectores" y en el que también contrapone el modo de vida indio con el catalán. Asha Miró añadió que este segundo viaje a los orígenes le ayudó a sentir que su casa es tanto la India como Cataluña, y mostró su alegría porque gracias a la aparición de La hija del Ganges aumentó la adopción de niños mayores. Niega, sin embargo, que su historia y ella misma se hayan convertido en un beneficioso producto de mercadotecnia "porque soy todo lo contrario a lo mercantil".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de enero de 2004