Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Joan Majó asciende a director de TV-3 al periodista Francesc Escribano

El nuevo responsable de la cadena ha sido hasta ahora jefe de programas

Francesc Escribano (Vilanova i la Geltrú, 1958) es el nuevo director de TV-3 en sustitución de Joan Oliver. Joan Majó, director general de la Corporación Catalana de Radio y Televisión (CCRTV), anunció ayer el nombramiento al Consejo de Administración del organismo, que expresó unánimemente su "satisfacción e identificación" con la decisión. Escribano era desde el año 2000 jefe de programas de la cadena.

El perfil de Francesc Escribano es claramente profesional, el de un periodista formado en la propia cadena que dirigirá a partir de ahora, donde ingresó pocos meses después de su puesta en marcha, hace 20 años. Escribano se incorporó a TV-3 como miembro del equipo inicial del 30 minuts, en el que permaneció durante ocho años. Después, junto al también reportero Joan Úbeda -hoy responsable de documentales televisivos de Mediapro-, creó programas emblemáticos de la historia de la cadena, como Ciutadans, El cangur, Les coses com són, Vides privades y Bellvitge Hospital.

Más tarde dirigió el departamento de Actualidad y Nuevos Formatos de TV-3 en la época en la que se produjeron series documentales de tanto éxito como Veterinaris y Jutjats. En el año 2000 el entonces director general de la CCRTV, Miquel Puig, lo situó al frente de la jefatura de programas de la cadena, cargo que ha ocupado hasta ahora. Durante este tiempo ha compatibilizado su trabajo en la televisión con otras tareas periodísticas -es autor de los libros Descalç sobre la terra vermella. Vida del bisbe Pere Casaldàliga, por el que obtuvo el premio Gaziel, y Compte enrere. La història de Salvador Puig Antich, que será llevado próximamente al cine por Manuel Huerga- y docentes, como profesor asociado de la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha recibido numerosos premios, entre ellos dos Ondas Internacionales y el de Periodismo de la Generalitat.

Escribano declaró anoche a este diario tras hacerse público el nombramiento -que Majó comunicó por correo interno a todos los trabajadores- que, para él, dirigir TV-3 "es un orgullo y una responsabilidad". El nuevo director de la cadena explicó que ambos sentimientos responden a que "esta casa es muy importante y además está situada a un nivel muy alto". Añadió un agradecimiento a su antecesor en el cargo -al que ayer mismo relevó- "por el trabajo que ha realizado", y anunció que, a partir de ahora, quiere "dar un nuevo impulso" a la cadena para afrontar "los retos de la televisión pública catalana".

Menos atribuciones

Escribano llega al puesto de director de TV-3 coincidiendo con un recorte de las atribuciones de este cargo y del de director de Catalunya Ràdio que prepara el director general de la CCRTV. Majó informó precisamente ayer al Consejo de Administración de sus planes de modificar el organigrama de la televisión y la radio de la Generalitat. Su intención es reforzar la estructura de la CCRTV desplazando hacia ella la gestión económico-financiera, de personal y tecnológica. Para los directores de TV-3 y las emisoras de la Generalitat quedarán pues las competencias sobre la programación. Los consejeros mostraron su acuerdo con este proyecto, que Majó no concretó y se limitó a esbozar.

Majó informó a los miembros del Consejo de Administración de que está trabajando en la designación del futuro director de las emisoras de la Generalitat, y que tiene previsto cerrar este asunto lo antes posible, a poder ser antes de la reunión de la próxima semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de enero de 2004