Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TELEFONÍA

Cierra MoviLine, el primer servicio popular de telefonía móvil

El primer servicio de telefonía móvil analógica que alcanzó popularidad en España, MoviLine, ha muerto. Desapareció el pasado 31 de diciembre a petición de Telefónica Móviles. Le quedaban en ese momento unos 38.000 clientes, que no están huérfanos. Antes de final de mes podrán solicitar la conservación de su número actual pidiendo el cambio a un servicio GSM de cualquiera de las tres operadoras (MoviStar, Vodafone y Amena).

MoviLine, marca comercial española del sistema de telefonía móvil analógica, empezó a funcionar en 1990. En la licencia de adjudicación señalaba el cese de la prestación del servicio para el 1 de enero de 2007.

Obsoleta, desfasada y superada. Las nuevas tecnologías han arrasado con el sistema automático analógico MoviLine que en los años 1998 y 1999 alcanzó su techo, con un millón y medio de clientes. Sus características técnicas no soportaban más abonados.

Años antes, en 1995, surgió el sistema de telefonía móvil global GSM, que se ha consolidado como el estándar europeo. Desde ese momento, muchos de los clientes de MoviLine empezaron a migrar hacia los servicios de telefonía GSM. Sólo en España existen más de 36 millones de clientes de telefonía móvil, el 87% de la población española.

A mediados de año Telefónica Móviles pidió formalmente al Ministerio de Ciencia y Tecnología la extinción del servicio de MoviLine por considerar que esta tecnología había quedado desfasada. Según la resolución del ministerio, "la tecnología analógica, de las denominadas de primera generación, ha quedado ampliamente superada por las digitales de segunda generación GSM y DCS 1800, fuertemente desplegadas a nivel nacional por los diferentes operadores, y lo será aún más por los sistemas de tercera generación UMTS" .

Telefónica Móviles España considera que el servicio GSM ofrece funciones y tarifas más ventajosas que el servicio MoviLine como, por ejemplo, la transmisión de mensajes cortos SMS, una mayor cobertura internacional, la posibilidad de identificar la línea que llama, servicios de valor añadido y la gratuita recuperación de los mensajes del buzón de voz.

Para conservar el número, los 38.000 clientes de MoviLine deberán dirigirse antes del 31 de enero a cualquiera de los puntos de la Red de distribución de la operadora móvil en la que deseen darse de alta. Además, existe un teléfono de información de Telefónica Móviles (desde el móvil llamando gratis al 608 o desde un fijo al 1435). Los clientes de prepago de MoviLine podrán conservar el saldo no consumido o pedir su reembolso.

La supresión no afectará al servicio de Telefonía Rural de Acceso Celular (TRAC), que seguirá utilizando la misma frecuencia que hasta ahora venía compartiendo con el servicio analógico MoviLine de Telefónica (900 MHz).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de enero de 2004