_
_
_
_

Salvador Cardús defiende las convenciones "desde el progresismo"

Salvador Cardús (Terrassa, 1954) se siente rodeado de maleducados y ha decidido explicar las raíces de tanto incivismo en el libro Ben educats, Una defensa útil de les convencions, el civisme i l'autoritat (La Campana). Eso sí, Cardús añade que realiza este análisis con una visión progresista y sin ánimos de moralizar. "Hablo del civismo como una forma de aprender y adaptarse a las nuevas condiciones de la sociedad compleja", explicó el sociólogo. Cardús defiende en su libro la teoría de que siempre es mejor relacionarse con una mala persona bien educada que con una buena persona mal educada, "porque las convenciones son lo que nos permite la buena comunicación y el diálogo", explica el autor.

Buena parte de las reflexiones que componen la nueva obra de Salvador Cardús nacieron de un encierro voluntario en el monasterio de Vallbona de les Monges, "un magnífico ejemplo de buena educación", y completa la obra con una recopilación de artículos publicados en los diarios La Vanguardia y Avui entre 2002 y 2003. "Este libro puede leerse como un ejercicio de autocrítica generacional. Podemos culpar a muchas cosas de la mala educación imperante, pero también hay que pensar qué grado de culpa tiene mi generación en todo esto. Posiblemente nos hemos equivocado en muchos planteamientos educativos". Cardús es especialmente crítico con el movimiento que primó en la formación de los niños la espontaneidad sobre las convenciones. "Esto es desastroso, conservador, y ha hecho el trabajo sucio del mercado. Corportarse con espontaneidad nos hace más sumisos", agregó el filólogo, que considera que "las convenciones, las formas y la buena educación" son las mejores herramientas para transformar la sociedad.

Cardús puso como ejemplo del incivismo el tono festivo que tuvieron las protestas contra la guerra en Irak. "No se podía hacer una fiesta de algo tan dramático. No contenía las más mínimas formas y es difícil tomarse nada en serio con esa actitud festiva".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_