Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corea del Norte enseña a EE UU por primera vez su poder nuclear

Una delegación norteamericana visita la central de Yongbyon

"Hemos ido a Yongbyon". Con esta frase, referida al principal complejo nuclear norcoreano, resumió ayer John Lewis, profesor emérito de la Universidad de Stanford, el viaje que durante cinco días ha realizado una delegación no oficial de científicos estadounidenses a Corea del Norte. Se trata de la primera visita que realiza un grupo extranjero a estas instalaciones atómicas desde que los inspectores de la ONU fueron expulsados hace un año.

Pyongyang ha accedido a recibir a los expertos para mostrarles su "fuerza disuasoria" de cara a las negociaciones que prevé mantener en el futuro con EE UU sobre el desmantelamiento de su programa nuclear. Lewis dejó bien claro que el objetivo del viaje no ha sido inspeccionar ni negociar, sino que se ha tratado de la visita de una delegación privada. Pero aseguró que no podían comentar lo que habían visto hasta que informen a Washington. Entre los integrantes del equipo figuran dos empleados del Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

"Como todo el mundo sabe, EE UU nos obligó a tener una fuerza disuasoria; eso es lo que les hemos enseñado a Lewis y su grupo", dijo ayer un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores coreano por medio de la agencia KCNA.

La crisis entre los dos países estalló en octubre de 2002, después de que el Gobierno de George W. Bush asegurara que Pyongyang había mantenido un programa atómico en contra de lo pactado en 1994 a cambio de ayuda. Como consecuencia, Washington suspendió el envío de petróleo a Corea del Norte, que en respuesta abandonó el Tratado de No Proliferación Nuclear, reactivó el reactor de Yongbyon y expulsó a dos inspectores de la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

El régimen de Kim Jong Il asegura que ha reprocesado barras de combustible nuclear, con las que se puede fabricar plutonio destinado a bombas atómicas. EE UU afirma que su enemigo tiene una o dos bombas nucleares.

Otro de los miembros de la delegación es el científico Sig Hecker, quien dirigió el Laboratorio Nacional de Los Álamos entre 1985 y 1997. Fue en este centro donde se desarrolló la primera bomba atómica. Hecker afirmó que sus anfitriones se mostraron muy colaboradores durante toda la visita.

¿Puesta en escena teatral ante las nuevas negociaciones a seis bandas para las que aún no hay fecha? Para algunos analistas, la visita debe haber permitido a los científicos vislumbrar hasta dónde ha llegado Corea del Norte en su programa atómico. Para otros, no significará un avance en la resolución del conflicto. Según algunas fuentes, Kim Jong Il no tiene mucha prisa en sentarse a la mesa negociadora, ya que considera que el tiempo juega a su favor, con un Bush cada vez más presionado por las elecciones presidenciales de noviembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de enero de 2004