Vizcaya aprueba sus presupuestos con la mayoría de PNV y EA

La Diputación de Vizcaya aprobó ayer, el penúltimo día del año, los presupuestos de 2004 merced a la mayoría absoluta de la coalición PNV-EA, con lo que por vez primera desde 1999 no se requirió ningún pacto con la oposición para la aprobación de las cuentas. Como estaba previsto, los partidos de la oposición votaron en contra, aunque IU también se abstuvo en la votación de las las cuentas, que contemplan un gasto neto de casi 881 millones de euros.

Tras 16 años en los que el PNV se ha visto obligado a buscar acuerdos de legislatura o pactos puntuales -como en los últimos cuatro años-, la mayoría de PNV-EA en las pasadas elecciones forales de mayo ha dejado la Diputación en una situación parecida a la que había hasta 1987. Los dos plenos para aprobar las cuentas, el de ayer y el del pasado día 10, reflejaron lo que será esta legislatura, totalmente diferente de la anterior cuando PNV-EA debieron funcionar dos años con presupuestos prorrogados y otros dos lograron apoyos tan diversos como los de la ilegalizada Batasuna y el PSE.

Socialistas y populares coincidieron ayer en la falta de debate de las cuentas. "Provoca más controversia que adhesiones", dijo Josu Montalbán (PSE). El PP acusó a PNV y EA de "usar el rodillo". IU se quejó de la falta de sensibilidad social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 30 de diciembre de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50