Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alfredo Landa y María Asquerino ganan los premios Nickel Odeon

Madrid

Los actores Alfredo Landa y María Asquerino recibieron ayer los premios Nickel Odeon 2003 como Acontecimiento Cinematográfico del Año y Vida Dedicada al Cine, respectivamente, y como reconocimiento a sendas trayectorias profesionales y personales. Landa, de 70 años, que este año ha acaparado varios galardones y homenajes, como el Bravo o el AISGE que la Asociación de Actores le entregó en el último Festival de San Sebastián, confesó que el premio -una estatuilla de Eduardo Úrculo y 3.000 euros- supone "una inyección de ilusión extrema".

El jurado de esta quinta edición, presidido por el cineasta Antonio Giménez-Rico, destacó en su veredicto "el incombustible talento, vitalidad y coraje cotidianos, año tras año, desde hace casi cincuenta" de este actor con más de 120 películas en su haber y acuñador del llamado landismo en la década de los setenta.

María Asquerino, de 76 años, obtuvo el Nickel Odeon a la Vida Dedicada al Cine. La actriz que empezó su trayectoria en los 40 de la mano del director Juan de Orduña, dijo que merecía tal galardón porque lleva "trabajando toda la vida". La actriz coincidió con Landa en la ilusión que le produce semejante reconocimiento y agradeció que el cineasta José Luis Garci, editor de la revista Nickel Odeon y miembro del jurado, le ofreciera un papel en su última película, todavía en fase de realización. La entrega de los premios se celebró ayer en la sede de la Sociedad General de Autores de España (SGAE), de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de diciembre de 2003