Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pla emplaza a Fabra a responder a las acusaciones de tráfico de influencias

El líder del PSPV ve "temeraria" la defensa que ha hecho Camps

El secretario general del PSPV-PSOE, Joan Ignasi Pla, emplazó ayer al presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, a que responda a las acusaciones de supuesto tráfico de influencias y aclare el aumento de su patrimonio personal en los últimos años. Pla explicó que, si Fabra justifica en las Cortes su incremento patrimonial, él se presta a aclarar su relación en los supuestos casos Alaquàs y Calpe, de los que el PP le acusa. El dirigente socialista insistió en que las acusaciones contra Fabra son muy graves y tanto él como el partido deberían ofrecer alguna explicación.

El líder de los socialistas valencianos compareció ayer para hacer balance del curso político de 2003. De todos los asuntos que ayer abordó Pla, la lucha interna en el PP valenciano y el escándalo en que está envuelto el presidente de la Diputación de Castellón y presidente del PP en esa provincia ocupó buena parte de su intervención.

"Los socialistas valencianos hemos mantenido una posición prudente, pero muchas de las decisiones del Gobierno valenciano han estado presididas por la lucha interna en que está inmerso el partido", valoró Pla. Según el dirigente socialista, el exponente más claro de lo que ayer denunció es el caso Fabra, acusado por un empresario de cobrar comisiones a cambio de favorecer a algunas empresas. "Son acusaciones muy graves que políticamente deberían de haber tenido una respuesta", declaró Pla, quien calificó de "temeraria y poco justificada" la manera en la que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha salido estos días en su defensa.

En opinión del secretario del PSPV, estas reacciones "están más relacionadas con la lucha de poder dentro del PP que con la dignificación de la política valenciana". "Ni se han dado explicaciones, ni ha presentado la querella contra el empresario [Vicente Vilar] ni tampoco ha ejercido el derecho de rectificación en los medios de comunicación", añadió el dirigente socialista. "Nos vamos de vacaciones y no ha habido respuesta del PP en esta cuestión", agregó.

El secretario general del PSPV subrayó que los socialistas no buscan enfrentamientos personales con los políticos del PP, "sólo pedimos explicaciones razonables". Y fue más allá cuando dijo que Carlos Fabra y el propio PP "tienen que pensar que sus enemigos están dentro de su partido, no dentro del PSPV, que hemos sido respetuosos con esta cuestión".Si bien añadió, acto seguido, "al margen de las actuaciones judiciales, el PP tiene que explicar políticamente el caso Fabra".

Pla emplazó al presidente de la Diputación de Castellón a comparecer en una comisión de investigación para aclarar las imputaciones sobre supuesto tráfico de influencias y también el origen del crecimiento de su patrimonio personal durante su etapa como político en activo. "Después de escuchar estas explicaciones será el momento de pedir su dimisión o cualquier otro tipo de responsabilidades", puntualizó Pla.

Preguntado sobre las acusaciones del síndic del Grupo del PP en las Cortes Valencianas, Serafín Castellano, que relacionan al dirigente socialista con los casos Alaquàs (supuesta financiación irregular del PSPV) y Calpe, Pla respondió ayer: "Es un insulto a la inteligencia este tipo de planteamientos y comparaciones de Serafín Castellano". El secretario general del PSPV-PSOE apuntó que el único caso Calpe que recuerda es el que llevó al actual consejero de Territorio y Vivienda del Consell, Rafael Blasco, ante la justicia. Ése fue el verdadero caso Calpe".

En cualquier caso, Pla apuntó que si sirviese para que Fabra diese explicaciones en las Cortes sobre el escándalo en que está envuelto se prestaría a ello. "En las Cortes Valencianas nos sentamos para demostrar mis relaciones con el supuesto caso Calpe", añadió. El caso Calpe al que alude Castellano tiene que ver con los intereses inmobiliarios de un concejal del Ayuntamiento de esa localidad de la Marina Baixa.

El desmoronamiento de los grandes proyectos del PP

Joan Ignasi Pla destacó ayer, en el balance político del año que ahora acaba, la deriva autoritaria del PP "que se ha traducido en crispación política y territorial" y el seguidismo que ha hecho el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, respecto de José María Aznar en temas como la reforma del Estatuto de Autonomía.

Pla cuestionó además la fortaleza económica que llevó al PP a ganar las pasadas elecciones. "La solidez de las cifras se ha venido abajo en estos meses y los indicadores son peores cada día". A esta coyuntura económica cada vez más inestable, Pla añadió la "mala situación" de las finanzas públicas valencianas. 2002 ha sido, a juicio del secretario general del PSPV, el año del desmoronamiento de los grandes proyectos de la Generalitat Valenciana. "Terra Mítica ha sido un auténtico fracaso, con una gestión negligente y poco profesional. Además ha llevado a las instituciones financieras valencianas [cajas de ahorros] a una situación difícil", diagnosticó Pla.

El político socialista se refirió también al último informe de la Sindicatura de Comptes, que confirma una desviación presupuestaria espectacular, a juidio del líder de la oposición. De CIEGSA, el dirigente político añadió que no sólo no ha estado ejecutándose el mapa escolar sino que ha habido negligencia y falta de profesionalidad en su gestión. "Tendrán que dar cuenta de sus actuaciones", anunció Pla.

En el bloque relacionado con una sociedad valenciana más segura, Pla destacó como un logro socialista que el Gobierno valenciano haya presentado un plan integral de seguridad vial. "Hemos conseguido que el Consell lo coloque como una prioridad", apuntó.

A modo de resumen, Pla defendió la oposición "constructiva y útil" realizada por los socialistas frente a la política de crispación e intransigencia que ha desplegado el PP en asuntos como el PHN o la eurorregión mediterránea. Precisamente al plan hidrológico se refirió Pla después de que el Gobierno catalán que preside el socialista Pasqual Maragall haya hecho una llamada al entendimiento con respecto al trasvase. "Esto choca con la intransigencia del PP, pero yo voy a trabajar para favorecer ese diálogo.

El consejero de Presidencia de la Generalitat Valenciana, Alejandro Font de Mora, aseguró ayer que la intención del Gobierno catalán estudiar alternativas al Plan Hidrológico Nacional (PHN) "no es un signo de diálogo, sino un intento de paralizar las obras", lo que "va en contra de una ley del Estado".

Pla indicó que los socialistas han insistido en la necesidad de escuchar "no sólo al actual gobierno" de Cataluña, sino también a Jordi Pujol cuando estaba al frente de la Generalitat, y en que el PHN "no tiene sentido tal cual está concebido". Los socialistas, remarcó, han sugerido "reordenar" el PHN "desde el diálogo" y señaló que la ley del PHN está aprobada, pero "no es una verdad intocable" y abogó por que se produzca el "entendimiento entre los gobiernos catalán, aragonés y valenciano".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de diciembre de 2003

Más información