Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA iba a atentar en una estación en Madrid el día de Nochebuena

La policía detuvo a dos presuntos etarras con 50 kilos de explosivos listos para estallar

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron el miércoles a dos presuntos terroristas de ETA que pretendían hacer estallar 50 kilos de explosivos, divididos en dos artefactos de 25 kilos cada uno, a las 15.55 del día de Nochebuena en la estación de ferrocarril de Chamartín, una de las más concurridas de Madrid. Los presuntos etarras detenidos, que no estaban fichados, son Gorka Loran Lafourcade y Garikoitz Arruarte Santacruz. "Ésta es la forma que tiene ETA de hacerse presente, en una estación llena de gente que va a pasar la Navidad con sus familias", declaró el ministro del Interior, Ángel Acebes.

MÁS INFORMACIÓN

Garikoitz Arruarte fue detenido en un aparcamiento de San Sebastián con una mochila en la que portaba unos 25 kilos del explosivo titadyne, cordón detonante, temporizadores, una pistola, una peluca y otros efectos. El presunto etarra llevaba, además, una billete para el tren que cubre el trayecto San Sebastián-Madrid, que tenía prevista su llegada a la estación de Chamartín a las 15.12.

Aunque Garokoitz Arruarte nunca llegó a subir en el tren, el billete hizo sospechar a las policía, que ordenó detener el convoy, cuando circulaba cerca de Burgos, a las 11.30. Los 190 pasajeros fueron evacuados y los artificieros comenzaron a buscar un posible paquete bomba, que fue hallado y desactivado. Estaba preparado para explotar a las 15.55 del día 24.

El artefacto había sido colocado en el tren por el otro etarra, Gorka Loran, que fue detenido en un piso en Hernani (Guipúzcoa). Fuentes de la lucha antiterrorista explicaron que los dos terroristas habían adquirido sendos billetes para no levantar sospechas y para poder introducir los artefactos en el tren, pero no tenían intención de realizar el viaje a Madrid.

Tras las detenciones, la policía registró otros tres pisos, además del de Hernani, en diferentes puntos del País Vasco, en los que se incautó de abundante documentación de la banda.

Según el ministro Acebes, ETA planeaba una acción "macabra" en el día de Nochebuena, ya que un retraso del tren que portaba el paquete bomba o el hecho de que éste hubiese estallado en la misma estación habrían causado una "matanza".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de diciembre de 2003