La oposición critica la pasividad del presidente del Poder Judicial ante la reforma penal

Los portavoces de los partidos de la oposición parlamentaria Begoña Lasagabaster (EA), Margarita Uria (PNV), y Javier Barrero (PSOE) reprocharon ayer al presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Francisco Hernando, que este organismo no haya tenido una postura más activa ante un "atropello jurídico" como la última reforma del Código Penal, introducida en el Senado sin que el Consejo haya tenido oportunidad de informar sobre ella. Luis Mardones, de Coalición Canaria, dijo que había pedido al ministro de Justicia, José María Michavila, la máxima escrupulosidad y que las normas fuesen informadas por el CGPJ. El presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo compareció ayer ante la Comisión de Justicia del Congreso durante seis horas para dar cuenta de la Memoria del Consejo correspondiente a 2002.

"Ante un auténtico atropello jurídico como el del Código Penal esperábamos una voz, la del presidente, que, con la moderación necesaria en estos casos, dijese algo sobre la manera en que se ha llevado a cabo esta reforma", dijo el socialista Javier Barrero.

Hernando eludió realizar una valoración personal sobre el asunto. Tras decir que la diputada peneuvista Uria le había reprochado que se pronunciase sobre la Ley de Partidos Políticos, replicó: "No se me puede pedir que dé mi opinión sobre la reforma, cuando ésta ha sido objeto de un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional. La más leve declaración o interpretación por mi parte podría comprometer mi independencia judicial como presidente del Tribunal Supremo". No obstante, indicó que el CGPJ había recordado al Gobierno que le corresponde informar sobre iniciativas legislativas.

El portavoz socialista le recriminó también por haber perdido la oportunidad de tener un CGPJ "más independiente y autónomo" en vez de dar la impresión de ser "un instrumento en manos del Ejecutivo", así como por no haber usado su "poder de moderación" y haber votado más con un sentido "partidario o partidista" que desde un posición institucional.

Sintonía con el PP

Hernando reprochó a Barrero que estuviese "en campaña electoral" y contestó a las intervenciones de Uria, Barrero y Lasagabaster que él no tenía "sintonía con el PP", porque "el presidente del CGPJ no debe tener sintonía con ningún partido político". "El presidente del Consejo es totalmente insusceptible (sic) de ninguna sugerencia". "Otra cosa", añadió, "es que el Consejo tenga que colaborar con quien tiene la función de gobernar ".

Sin embargo, casi a continuación Hernando subrayó que el Gobierno actual está haciendo "un esfuerzo mayor que los gobiernos anteriores y los de épocas pasadas en invertir en Justicia".

Los portavoces felicitaron unánimemente al Consejo por su labor de protección de la mujer frente a la violencia doméstica.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS