Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jurado declara culpables a tres de los 5 implicados en el crimen de Atarfe

El veredicto considera a una mujer y a dos de sus hijos autores de una paliza mortal

Un jurado popular ha declarado culpables del asesinato de un vecino de Atarfe (Granada) a tres de los cinco acusados en este caso, todos miembros de la misma familia y vecinos del fallecido, según informaron fuentes judiciales. El veredicto del jurado considera a la madre y a dos de sus hijos autores de la paliza que acabó con la vida de la víctima, Ramón R.M., de 64 años, al que acusaban de envenenar a los perros de la familia agresora.

El juicio, que se siguió esta semana en la Audiencia de Granada, quedó visto para sentencia después de que el Ministerio Fiscal, que pide 17 años de prisión para los cinco acusados, y las acusaciones particular y popular, que solicitan 20 años de cárcel, elevaran a definitivas sus conclusiones provisionales, en las que los tres califican los hechos de asesinato y piden una indemnización de 180.000 euros para los herederos de la víctima.

Los encausados son el matrimonio formado por José Miguel D. M. y Piedad S. G., de 48 y 42 años, dos de sus nueve hijos, Andrés y José Miguel D. S., de 22 y 25 años, y la tía de ambos, hermana de la madre, Isabel S. G., de 24 años.

Uno de los hijos, Andrés, aseguró durante su declaración que sólo él participó en la pelea que finalizó con la muerte de Ramón R.M. y que actuó en defensa propia, después de que la víctima le atacase con un palo, a lo que añadió que sólo propinó al fallecido dos patadas y un golpe en la cabeza.

El abogado defensor del matrimonio y de los dos hijos pidió inicialmente la libre absolución de Andrés, al igual que para el resto de sus defendidos, porque el joven padece un "retraso mental grave" que le impide conocer el alcance de su acción y actuó en defensa propia. Sin embargo, en su informe final, el letrado pidió que, en caso de que se desestime que actuó en legítima defensa, se tenga en cuenta la atenuante de enfermedad mental y se le imponga una condena de dos años de prisión por un delito de lesiones con resultado de muerte.

Los dos peritos forenses que declararon en el juicio aseguraron que, según la autopsia, hubo "ensañamiento", ya que el fallecido presentaba muchas y muy variadas contusiones repartidas por todo el cuerpo. El hijo del fallecido, Miguel Ángel M.C., declaró que en la paliza también participaron tres menores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de diciembre de 2003