Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento niega al Congreso las cintas sobre la tragedia de Rota

El Ministerio de Fomento ha negado al Congreso las cintas de las conversaciones entre la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima (Sasemar) y los barcos implicados en el rescate de la patera que naufragó el 25 de octubre frente a las costas de Rota. Aquel día, Sasemar, dependiente de Fomento, tardó 52 minutos en salir al rescate de la patera. En el naufragio fallecieron al menos 37 inmigrantes. La oposición denuncia la falta de medios y la descoordinación entre los servicios de rescate de Cádiz.

El diputado del PSOE por Cádiz Salvador de la Encina solicitó el 13 de noviembre al Ministerio de Fomento las grabaciones entre Sasemar en Cádiz y el buque Focs Tenerife. El capitán del barco, Rogelio Navarrete, afirma que alertó a las 19.00 sobre la mala embarcación de la patera. El subdelegado del Gobierno en Cádiz, Maximiliano Vílchez, ha repetido que éste nunca pidió auxilio.

El plazo para entregar las cintas concluyó el viernes, pero Fomento no ha contestado. "La intención del Gobierno es que pase la Navidad, se disuelvan las Cortes y nos olvidemos todos del tema", señaló ayer De la Encina. Éste adelantó que el lunes pedirá amparo ante la presidenta del Congreso, Luisa Fernanda Rudi, por la ocultación de documentos. El jefe de Sasemar en Cádiz puso inmediatamente las transcripciones de aquel día bajo llave, según fuentes de la empresa.

37 inmigrantes muertos

De la Encina añadió que este caso es especialmente grave puesto que su intención era "esclarecer las circunstancias en las que fallecieron 37 personas". Éste afirmó que si el Gobierno oculta las cintas es porque sabe que éstas recogen "cómo Navarrete pedía auxilio y cómo la descoordinación era evidente". Ese día, la Guardia Civil tenía las dos patrulleras averiadas y sus agentes patrullaban a 80 kilómetros de Cádiz; el único barco de Sasemar estaba en revisión y un remolcador que tiene subcontratado estaba en Tarifa.

De la Encina señaló que la actitud de no dar documentos al Congreso es cada vez más frecuente: "El Gobierno actúa como si muchos documentos públicos fuesen suyos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de diciembre de 2003