Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clark asegura en La Haya que Milosevic sigue siendo grandioso y petulante

Slobodan Milosevic no ha cambiado desde que fuera presidente de Serbia. Sigue siendo "petulante, grandioso y lo personaliza todo". Así lo describió Wesley Clark, ex comandante en jefe la OTAN durante los bombardeos de Yugoslavia de 1999. En su calidad de testigo de la acusación del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, el antiguo militar lamentó ayer, al concluir sus dos días de declaración, que la responsabilidad de Milosevic en "la carnicería de los Balcanes" no le hubiese afectado.

Clark, que aspira a la candidatura demócrata a la presidencia de EE UU, afirmó conocer bien al acusado. "Es posible que nadie haya tratado a su adversario. Compartí con él innumerables horas de discusión y he vuelto a verle como era entonces. Fuera de lugar en sus aseveraciones", dijo. Clark no quiso entrar en detalles sobre su testimonio, pero sí confirmó que había ofrecido "abundantes datos" sobre las circunstancias de la matanza de Srebrenica y la posible responsabilidad de Milosevic en la misma. La grabación con la comparecencia de Clark será hecha pública el viernes. Washington tendrá así tiempo de eliminar los pasajes que considere peligrosos para la seguridad nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de diciembre de 2003