Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CUMBRE DE BRUSELAS | La política exterior

Los chistes de Berlusconi

Los chistes del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, sacudieron ayer la cumbre de la Unión Europea cuando este último hizo una broma sobre gente lanzada desde un helicóptero. El primer ministro polaco, Leszek Miller, quien tiene una fractura en la columna vertebral como consecuencia de un accidente precisamente en helicóptero la semana pasada, llegó en silla de ruedas a la cumbre poco después de que el presidente de turno de la UE contase el chiste a los participantes en la reunión durante la comida.

El líder italiano hizo un chiste con la siguiente experiencia vivida. Él y su mujer volaban sobre una muchedumbre de manifestantes. Él le dijo a ella: "Podría tirar un fajo de 10.000 euros y hacer a una persona feliz. Podría tirar dos fajos con 5.000 y hacer felices a dos personas. O podría tirar 10.000 monedas de un euro y hacer felices a 10.000 personas". Acabada la reflexión, el piloto del helicóptero se volvió sobre su asiento y replicó a Berlusconi: "Podríamos tirarle a usted y hacer feliz a todo el mundo". El humor de Berlusconi ya le trajo problemas al inicio de la presidencia semestral italiana, cuando en la Eurocámara dijo a un eurodiputado alemán que podría jugar perfectamente el papel de capo en una película sobre un campo de concentración. En una cumbre anterior, Berlusconi puso los cuernos a Josep Piqué.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de diciembre de 2003