Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rector de la Miguel Hernández pide más fondos para la ampliación

El Parque Científico comenzará a funcionar con cuatro empresas

El rector de la Universidad Miguel Hernández, Jesús Rodríguez Marín, exigió ayer al Consell la aportación de fondos para acometer la ampliación del campus de Elche, que comenzará en enero. "Esperamos los fondos necesarios porque con lo que hay no será suficiente", dijo. La ampliación incluye la urbanización del campus, la puesta en marcha del Parque Científico y de nuevos edificios.

El gran proyecto del rector de la Universidad Miguel Hernández será la puesta en marcha del Parque Científico en el campus de Elche, según anunció ayer durante un encuentro con los medios de comunicación. Rodríguez Marín explicó que el concepto de Parque Científico consiste en la creación de "un área no externa, sino que las empresas participen y convivivan en el campus".

La idea del equipo rector consiste en que las empresas que ya participan en grupos y proyectos de investigación creen edificios dentro del campus para estrechar los lazos con la Universidad y que se abran nuevas líneas de investigación unidas a la rentabilidad económica.

Rodríguez Marín indicó que ya hay contactos con cuatro empresas dispuestas a participar en el proyecto el próximo año y otro grupo de empresarios de Elche que podrían formar una sociedad que participe en el Parque Científico.

Las empresas que han contactado con la Universidad "están relacionadas con el mundo de lo bio, enfocadas a la bioingeniería o biomedicina", explicó el rector, que manifestó su intención de potenciar la investigación con sectores industriales de la comarca.

Sin embargo, para éste y el resto de los proyectos de ampliación del campus "hace falta más dinero", dijo Rodríguez Marín. Aunque el rector rehusó ofrecer datos económicos, reconoció que muchos de los proyectos ya cuentan con financiación propia para su ejecución, como el campus deportivo de la Universidad Miguel Hernández. La intención de Rodríguez Marín es crear instalaciones que permitan dotar a la universidad de la infraestructura necesaria para la licenciatura de Ciencias del Deporte, por la que pugna con la Universidad de Alicante.

Los proyectos para 2004 prevén la urbanización de la actual zona de la universidad, donde se asientan los principales edificios departamentales, laboratorios y el aulario. Durante este ejercicio también se contempla construir el segundo edificio Altabix, que alojará las carreras de Ingeniería, y licitar las obras del segundo edificio del Instituto de Bioingeniería, el edificio Vinalopó, para que esté terminado en 2005. El campus de Elche dispondrá de un nuevo Centro de Investigación de Tecnología Industrial y de Comunicaciones.

Por su parte, el campus de Altea está terminado y sólo se ejecutará el vallado. En el campus de Sant Joan se está terminando el ajardinamiento del perímetro del edificio del Instituto de Neurociencias, que será inaugurado en marzo, según el rector. Por último, en el campus de Orihuela se instalará en el 2004 un laboratorio que, según Rodríguez Marín, podría convertirse en un centro de investigación agroalimentaria, y se crearán dos nuevos edificios departamentales.

El rector también se pronunció a favor de la creación de un laboratorio para la investigación y el trasplante de islotes pancreáticos, como propuso Bernat Soria para Elche, a imitación del proyecto iniciado en Málaga. Rodríguez Marín señaló: "La universidad no tiene por qué pedir permiso a la Generalitat para crear nuevos institutos, pero sí para el transplante de islotes, el tratamiento con pacientes y el uso de la red hospitalaria, y en eso le apoyaremos [a Bernat Soria]".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de diciembre de 2003