"El PHN se cumplirá, pase lo que pase y se coaliguen los que se coaliguen"

A medida que el líder del PSC, Pasqual Maragall, se perfila como presidente de la de la Generalitat de Cataluña con el apoyo de los nacionalistas de ERC, los populares valencianos acentúan el tono de sus declaraciones.

El presidente del Consell y secretario general del PP valenciano, Francisco Camps, hizo ayer una clara advertencia al futuro Ejecutivo catalán sobre la defensa de la autonomía de la Comunidad Valenciana y su identidad supuestamente amenazadas.

Al respecto, Camps lanzó este mensaje a quienes formen el pacto de Gobierno catalán: "Que tengan absolutamente claro que el presidente de la Generalitat, y toda la sociedad de esta comunidad, saben muy bien quiénes somos, qué queremos ser, qué hemos sido y hacia dónde encaminamos los pasos". Camps abundó en su discurso: "Es una cuestión que debe quedar absolutamente clara para quienes recuperan vestigios del pasado antihistóricos, irreales, que nunca han ocurrido y que de vez en cuando ponen encima de la mesa para negociar".

Camps instó a los socialistas valencianos a que se pronuncien sobre la posible coalición que se plantea en Cataluña dado que, a su juicio, al menos una parte de los integrantes del posible gobierno de coalición cuestionan aspectos como la singularidad de la Comunidad Valenciana. Camps subrayó las características genuinas de la valenciana como autonomía y región europea y dijo que, por tanto, "no puede ponerla en entredicho nadie".

El presidente de la Generalitat también empleó el Plan Hidrológico Nacional (PHN) como arma arrojadiza contra los socialistas de Cataluña. "El PHN se cumplirá pase lo que pase, digan lo que digan y se coaliguen los que se coaliguen", dijo.

El jefe del Ejecutivo recalcó que el trasvase del Ebro responde a una ley del Estado y cuenta con el respaldo del Gobierno español para que se ponga en marcha. De esta forma, agregó el presidente valenciano, el Gobierno está cumpliendo con los plazos correspondientes y hay garantías de la ejecución de las obras. "Aunque lo pongan en entredicho, aquí no hay más que el propio plan, consensuado en su momento, aprobado por las Cortes Generales, y con todos los beneplácitos jurídicos, políticos y técnicos para su ejecución", sentenció.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 09 de diciembre de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50