Chaves reconvierte la segunda modernización en un programa de Gobierno para ocho años

El documento recoge el "derecho de Andalucía" a ser consultada por la Comisión Europea

El documento estratégico elaborado durante casi dos años por los 20 miembros del Consejo Asesor de la segunda modernización adquirió ayer forma de programa de Gobierno a desarrollar en un plazo de dos legislaturas. El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, presentó al término de la reunión semanal del Ejecutivo autonómico un texto en el que se recogen 10 ejes de actuación con un centenar de medidas, algunas de ellas, como la de ofrecer chequeos médicos anuales a las personas mayores de 65 años, con un inequívoco tinte electoral.

El Gobierno andaluz acordó ayer remitir al Parlamento tres documentos: el de Estrategias y propuestas redactado por el Consejo Asesor de la segunda modernización; las aportaciones de los agentes sociales, que se han incorporado con anexos; y el elaborado por el propio Ejecutivo regional.

Éste último incluye 10 ejes de actuación con 100 medidas de gobierno a desarrollar en los próximos ocho años, según afirmó ayer Manuel Chaves. El texto toma las ideas y acciones del Consejo Asesor, aunque no todas ellas, e incorpora otros ámbitos de actuación que los expertos, que se han centrado en el diagnóstico y las propuestas sobre la sociedad de la información y el conocimiento, no mencionan, como las que se refieren a salud o infraestructuras terrestres. Como el propio presidente de la Junta se encargó de resaltar el trabajo del Consejo Asesor "no es un documento al uso para mejor gloria del Gobierno, sino que se trata de un documento crítico".

Chaves insistió en un par de ocasiones que el documento presentado ayer "no es de síntesis ni el programa electoral del PSOE, sino de compromisos de gobierno para el corto y medio plazo" con una financiación que se concretará "en los próximos ocho presupuestos".

Sin embargo, algunas de las medidas tienen un claro sesgo electoral lo que, por otra parte, parece inevitable por su propia ejecución temporal y porque el documento ha sido presentado en el último trimestre de la legislatura. En este sentido, destaca la oferta en materia de salud como la de los chequeos anuales a las personas mayores de 65 años o las habitaciones individuales con cama para los acompañantes en los servicios de pediatría, unas acciones que se engloban en el epígrafe de los nuevos derechos sociales, un apartado que, según reveló Chaves, se incluirá en su propuesta de bases de reforma del Estatuto de Autonomía.

Los otro nueve ejes de actuación se centran en el desarrollo de la cultura emprendedora, con medidas como la creación de un fondo con aportaciones públicas y privadas de capital semilla; la inversión en la sociedad del conocimiento, con la extensión del uso de Internet a todos los ámbitos económicos y sociales; el bilingüismo, con el establecimiento de una red de centros bilingües en la enseñanza pública desde la educación primaria hasta la secundaria; la igualdad entre hombres y mujeres; las infraestructuras, con las promesas de que el 95% de la población andaluza estará a menos de 25 minutos de una vía de gran capacidad y el 90% podrá acceder a la red de gas natural; el medio ambiente, con la implantación de una sistema andaluz del agua y la culminación de la red de depuradoras para lograr "el vertido cero"; las relaciones con el exterior, en el que se recoge "el derecho de Andalucía" a ser consultada por la Comisión Europea en iniciativas que son de su competencia y la presencia en los Consejos de Ministros dentro de la delegación española, así como la creación del Instituto Andaluz para Iberoamérica; y la Administración andaluza, en la que se propone auditorías externas para analizar sus resultados y el establecimiento de compensaciones por incumplimiento de compromisos de servicios públicos fundamentales.

Chaves salió al paso de las críticas de la oposición que considera una "burla al Parlamento" que los documentos entren en la Cámara regional sin tiempo material para su discusión, ya que tan sólo resta dos plenos ordinarios antes de que se proceda a la disolución de la asamblea. El presidente andaluz aseguró que el texto presentado ayer ha sido debatido a la largo de las últimas semanas por el Consejo de Gobierno. "Lo hemos presentado cuando lo hemos terminado. Las elecciones no tienen por qué parar la acción de Gobierno", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 09 de diciembre de 2003.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50