Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

José Antonio Noguera de Roig, Síndic de Comptes de la Generalitat valenciana

José Antonio Noguera de Roig falleció ayer en Valencia a los 85 años. Desde 1998, en virtud de un pacto entre el PP y el PSPV-PSOE, ocupaba el cargo de Síndic Major de Comptes (síndico mayor de cuentas) de la Generalitat valenciana, cuyo cometido era la fiscalización de la contabilidad del Gobierno valenciano, y cuya independencia y rigor en el cargo fueron reconocidos ayer por todos los partidos.

En su trayectoria, Noguera concitó un amplio reconocimiento entre los empresarios y políticos valencianos por su intensa actividad y su solvencia en ambos frentes.

Aunque había estudiado Derecho, la tradición industrial de su familia terminó por abocarle al mundo de la empresa. En sus propias palabras, ser empresario era algo que "enviciaba", una mezcla de actividades, de actitudes, de responsabilidades y de riesgos que "envenenan y crean adicción".

Pero el gran asunto de Noguera de Roig no fue sólo convertirse en empresario, sino su decidida apuesta por crear cultura económica en Valencia, donde la mentalidad agraria aún persiste pese a que la agricultura quedó superada por la exportación industrial en 1960.

Su nombre estaba ligado a la fundación y la dirección del Instituto Social Empresarial, en la Escuela Superior de Estudios Empresariales, el Instituto de Promoción Industrial o el Banco de la Exportación.

En 1968 llegó a la presidencia de la Cámara de Comercio de Valencia, y su gestión comportó una etapa de apertura de la institución hasta entonces inimaginable. Noguera rompió los complejos de sumisión de la Cámara frente a la organización sindical vertical, y, ajustándola a su reglamento y a la ley que la protegía, abrió la puerta a todo tipo de gente sin preguntarle cuál era su pensamiento político.

Asimismo, encauzó la Feria de Muestras de Valencia en un impulso de modernización y singularidad que ha resultado crucial. Con motivo de su presidencia en la Cámara y la Feria, Noguera de Roig estableció contactos con destacados universitarios que, sumados a la insistencia de su amigo Joaquín Muñoz Peirats, desembocaron en la fundación del Partido Demócrata Liberal del País Valenciano.

A la muerte del dictador, Muñoz Peirats y Francesc de Paula Burguera, le convencieron para que se presentase a las elecciones del 15 de junio de 1977 en la lista al Senado por la agrupación de partidos Unión del Centro Democrático.

Como senador durante el periodo constituyente, su máxima significación se ciñó a la defensa de una enmienda a la Disposición Transitoria Segunda de la Constitución en la que trataba de equiparar el País Valenciano a las denominadas nacionalidades históricas, contra la que votó su propia coalición, UCD, a instancias de otro valenciano, Fernando Abril Martorell. Entonces se fue a su casa a jugar al golf.

Noguera de Roig se definía a sí mismo como nacionalista en tanto en cuanto quería a su tierra, quería que fuera importante y la quería en primera línea. Ayer su ex compañero de tripulación política Burguera lo recordó como un liberal muy circunspecto y racional.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de diciembre de 2003