Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Aulas

Torres y De la Calle se disputan el rectorado de Málaga el viernes

La catedrática de Biología Celular, Adelaida de la Calle, y el catedrático de Economía Aplicada, Juan Torres, se juegan el próximo viernes el rectorado de la Universidad de Málaga (UMA) en una segunda vuelta que se presenta llena de incógnitas. De la Calle, que aventajó en casi 14 puntos porcentuales a su rival (46,97% frente al 33,05% de porcentaje ponderado) pero obtuvo menos votos en total que su contrincante (4.075 frente a 4.541), se muestra segura de que se alzará con el sillón de rectora.

Su confianza obedece a que obtuvo un 47% del porcentaje ponderado en unas elecciones en la que se presentaban cuatro candidatos, hecho que no duda en calificar de "muy difícil". Además, asegura que cuenta con el "voto de calidad", en el que incluye a la mayoría de profesores doctores, no doctores y personal de administración y servicios (PAS) que la apoyó en la pasada vuelta frente a los más pobres apoyos recabados por su adversario entres estos estamentos (1.339 frente a 757). En cuanto a la clara ventaja que Torres le sacó en el voto del alumnado (3.784 votos frente a 2.204), De la Calle la minimiza alegando que un 75% de los alumnos se abstuvieron en la primera votación.

El voto del cambio

La ex vicerrectora de Investigación podría alcanzar la mayoría necesaria para gobernar si el viernes se registra un incremento en la participación de los sectores que mayoritariamente se han decantado por su candidatura (doctores, no doctores y PAS) y que son los que mayor peso tienen en el sistema de voto ponderado introducido por la Ley Orgánica de Universidades (LOU).

Por su parte, Juan Torres cerró el pasado viernes un acuerdo con el tercer candidato más votado en la primera vuelta, Alfredo Fierro (2.652 votos y un 17,3%), para unificar sus programas y optar juntos a recabar el "voto del cambio". Según Torres, la suma de los resultados de ambas candidaturas avalan que el 53% de los votantes quiere que un cambio. Con esta asociación, espera aglutinar un número mayor de papeletas entre el alumnado, dado que este sector que le brindó 3.748 votos se decantó en segundo lugar por su ahora compañero de viaje (2.294 votos) y sumar más apoyos entre los sectores con más peso.

El ex secretario general de Universidades confía en que el viernes, sea cual sea el índice de participación, los electores opten por el cambio y pone como ejemplo lo ocurrido en la Universidad de Salamanca, donde en la segunda vuelta se produjo un vuelco de los resultados de la primera ronda. "Lo que sería muy grave es que saliese elegida una rectora que ha quedado en tercer lugar en las preferencias del alumnado", indicó el viernes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de diciembre de 2003