Transportes construye un elevado sobre la N-401

La Consejería de Transportes e Infraestructuras ha iniciado las obras de un paso superior sobre la N-401 (carretera de Toledo) que permitirá unir los polígonos industriales de Cobo Calleja y La Cantueña, en Fuenlabrada, descongestionando esta vía, que tiene un alto índice de tráfico de vehículos pesados, tras una inversión de 2,2 millones de euros.

El consejero de este área, Francisco Granados, manifestó que se trata de un viaducto de unos 40 metros de longitud que se ha comenzado a levantar a la altura del kilómetro 17,8 de la citada vía y que unirá, una vez finalizado, las zonas industriales conocidas como Cobo Calleja y La Cantueña, que soportan congestiones de circulación a diario.

Estos trabajos, que durarán 10 meses, contemplan la instalación de una serie de pilas prefabricadas, de forma que no será necesario cortar la N-401, sino que este puente se podrá construir con pequeños desvíos de tráfico.

Actualmente se está efectuando el desvío de los servicios que discurren paralelos a esta vía y en los próximos meses comenzarán a instalarse las estructuras propiamente dichas, además de habilitar el firme, la iluminación y la señalización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 07 de diciembre de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50