Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vecinos recurren el proyecto de la Ciudad Judicial

La edificabilidad prevista en la Gran Via de Barcelona supera la legal, según el recurso

Unas 750 familias de la zona de la Gran Via de Barcelona han recurrido al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para que anule el plan especial de la Ciudad Judicial de Barcelona y L'Hospitalet, que se prevé levantar en el antiguo cuartel de Lepanto, por entender que supera en más de 40.000 metros cuadrados la edificabilidad que el Plan General Metropolitano fija para la zona. El urbanista Eduard Moreno cree que esta actuación "resulta un abuso inadmisible del suelo de la ciudad".

En opinión de Moreno, aunque no puede hablarse de especulación, se da "una transgresión de la norma" de la que responsabiliza a las mismas administraciones que deberían hacer cumplir la normativa urbanística. Moreno dijo ayer que ha presentado recurso ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para que anule el plan y que con ese fin los vecinos están dispuestos a llegar hasta el Tribunal Constitucional o el Tribunal Europeo si es preciso.

La que entre los vecinos se conoce como "la Manhattan judicial" está delimitada por la Gran Via de les Corts Catalanes, la avenida del Carrilet y las calles de Aprestadora, Riera Blanca y General Almirante.

Los firmantes del recurso residen en las inmediaciones de los terrenos del antiguo cuartel de Lepanto, que acogerá 200 juzgados, 3 edificios de oficinas y comercios. Los recurrentes no cuestionan la necesidad del equipamiento, pero rechazan de plano "la densidad edificatoria y la masificación" que ocasionarán las 20.000 personas, entre empleados y visitantes, que se calcula que acudirán diariamente al complejo judicial.

La inquietud vecinal incluye "el miedo al colapso circulatorio" en una zona en la que en la actualidad se registran considerables retenciones en horas punta, según afirma el portavoz de los vecinos, Francisco Cabeza.

El texto del recurso de reposición presentado a la Comisión Territorial de Urbanismo de Barcelona el pasado mes de abril señala que el plan especial de la Ciudad Judicial es "apriorístico" y trata de justificar y legalizar un volumen de edificación basándose en las necesidades de unos equipamientos "preconcebidos" al margen de lo que establece el Plan General Metropolitano para la zona.

Los vecinos opinan que el coeficiente de edificabilidad (3,67 metros cuadrados de techo por metro cuadrado de superficie) del complejo judicial "casi duplica el promedio de la zona", con edificios que superan con creces los 60 metros de altura. Dicha densidad supera la de barrios considerados de alta densidad, como el polígono Gornal, en L'Hospitalet, y el barrio del Besòs, en Barcelona.

El recurso hace referencia a un informe elaborado por la Comisión de Calidad del Ayuntamiento de Barcelona según el cual "se considera que la cantidad de techo que se propone ubicar es excesiva para las dimensiones del solar".

Los vecinos también tienen previsto impugnar las licencias de unos proyectos en los que, según reconoció Eduard Moreno, intervienen arquitectos de prestigio. Moreno dijo: "Hay que diferenciar entre arquitectura y urbanismo. No podemos dejarnos deslumbrar por el prestigio de algunos profesionales porque el suelo de la ciudad es de todos y no sólo de los propietarios de los terrenos, como reconocen los tribunales".

El portavoz de los vecinos anunció que piensan llevar a cabo movilizaciones intentando causar las menores molestias posibles a los automovilistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de diciembre de 2003