Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS | Australia, campeona de la Copa Davis por 28ª vez

Un paso de calidad

Me sorprendió ver perder a Ferrero tal y como lo hizo en la quinta manga. Philippoussis jugó mejor que contra Moyà, pero Juan Carlos supo llevarle a su terreno y remontarle el partido. Sin embargo, tal vez le faltó agresividad en el lance decisivo. Cuando se dio cuenta de que el australiano buscaba la red con tanta insistencia, debería haber encontrado los resortes para atacarle él y frenarle. Pero no los halló.

Aunque sus progresos en la red son evidentes, en esta zona es donde peor se sigue moviendo Ferrero. Y, situado bajo la presión, sus debilidades salen más a la luz. Es muy difícil jugar cinco sets contrarrestando los ataques con passings. Un mal bote o un par de errores acaban costando muy caros. Frente a un jugador de saque y volea como Philippoussis, debes volear un 50% o un 60% más de lo que lo haces habitualmente.

Sin embargo, para mí hay varias lecturas positivas de lo que ha ocurrido en Australia. Tanto Ferrero como Moyà han demostrado que son capaces de ganar en cualquier circunstancia, incluso en pistas de hierba. Creo que Ferrero, que es un tenista con una mentalidad muy fuerte y muy combativo, debe sacar conclusiones de sus últimas derrotas en la Copa Davis porque tanto ante Hewitt, el viernes, como frente a Philippoussis, ayer, tuvo posibilidades ciertas de ganar.

Pero estoy convencido de que desastres como el de Holanda, en 2001, no volverán a ocurrir. Este equipo puede ganar fuera. En Australia, España ha perdido la final, pero ha dado un paso de calidad muy importante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de diciembre de 2003