Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos de Ford rechazan bajas incentivadas en vez de despidos

Los dos sindicatos mayoritarios de Ford España, UGT y CCOO, rechazaron ayer una propuesta de la empresa que persigue que los 57 técnicos y administrativos afectados por un expediente de regulación de empleo (ERE) se acojan voluntariamente a bajas incentivadas.

Gonzalo Pino, secretario de UGT-Ford, explicó a Efe al término de una reunión con la dirección de la empresa sobre el ERE que Ford ha recurrido a esa vía en otras plantas europeas. Pero rechazó la propuesta, que supone ofrecer bajas incentivadas y ayuda para recolocar a los afectados en otras empresas, porque "es un argumento para convencer a la Administración", que debe aprobar el ERE, cuando el problema que plantea Ford es meramente organizativo "y eso no lo debe soportar un ERE, sino la propia empresa".

Miquel Rosaleny, responsable de CCOO-Ford, en el mismo sentido, lamentó "el estilo americano" que entraña el "despido indemnizado" y sugirió que Ford debe retirar el ERE o negociar para que los afectados dejen la empresa "en las mejores condiciones posibles".

Empresa y sindicatos se sentarán con la dirección general de Trabajo el 9 de diciembre para discutir las condiciones del ERE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de noviembre de 2003