Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los municipios usarán suelo no urbanizable sin permiso de la Generalitat

El anteproyecto de ley del Suelo No Urbanizable, aprobado ayer por el pleno del Consell establece un "importante" traslado de competencias a los municipios debido a que se suprime la autorización previa de la Generalitat sobre los usos y aprovechamientos en suelo no urbanizable, según anunció ayer el consejero de Territorio y Vivienda, Rafael Blasco. El texto legal introduce, de hecho, el principio de subsidiariedad con respecto a los municipios. Además, la citada ley abre la posibilidad de que los municipios reserven terrenos en este tipo de suelo no sólo para la implantación de infraestructuras, servicios y dotaciones, sino también para crear viviendas protegidas de nueva construcción. La racionalización de la ocupación del territorio, el apoyo del medio rural y la descentralización son los conceptos que inspiran la ley, según Blasco.

El texto califica y ordena el suelo no urbanizable en dos categorías: el suelo no urbanizable protegido (parques naturales, humedales y paisajes protegidos) y el suelo no urbanizable común, la base de la economía agraria. Blasco calificó la ley de "necesaria", ya que el 93% del suelo valenciano está catalogado como no urbanizable (el 50% es suelo no urbanizable protegido; el 43% suelo no urbanizable común, el 5%, suelo urbano y el 2%, suelo urbanizable).

Por otra parte, el pleno del Consell aprobó ayer declarar Bien de Interés Cultural el casco antiguo de La Vila Joiosa, así como algunos elementos individuales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de noviembre de 2003