Chamizo critica la situación de los enfermos mentales en las cárceles

El Defensor del Pueblo de Andalucía, José Chamizo, alertó ayer en Granada sobre la situación de los enfermos psiquiátricos que están en la cárcel y sobre los que deambulan por la calle. Chamizo dijo que no había garantías de que se les estuviera ofreciendo un tratamiento adecuado y recordó la necesidad de ofrecérselo con todas las garantías. El Defensor no dio cifras concretas pero aseguró que se trataba de "cientos".

Chamizo participó ayer en la presentación de un estudio de la Universidad de Granada sobre medios coercitivos utilizados en psiquiatría. Este estudio se realiza en 12 países europeos y en España está dirigido por Francisco Torres González, del departamento de Medicina Legal, Toxicología y Psiquiatría.

El estudio, presentado ayer y que tendrá sus primeras conclusiones españolas a finales de 2004, pretende determinar cómo se usan los medios de coerción (sujeción del paciente, aislamiento en una habitación, tratamiento forzoso e ingreso involuntario) en los pacientes psiquiátricos. Torres explicó que con los datos del estudio, la Comisión Europea elaborará un protocolo para el uso de estas medidas. El objetivo es que las unidades psiquiátricas tengan protocolos definidos de actuación. Torres señaló que actualmente no existe ese protocolo y cada hospital aplica esas medidas de coerción de modo distinto. Algunos centros han elaborado ya su propio códiggo de conducta.

Torres explicó que en 1984 se inició la reforma psiquiátrica en Andalucía. Gracias a ésta, en 2001, cerró el último manicomio. Eso, según Torres, acabó con los abusos. "Ahora, dijo, es el momento de iniciar la segunda reforma".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 26 de noviembre de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50