El PSOE denuncia que el Ayuntamiento va a cerrar el único 'hospital' de Vallecas

El gobierno municipal asegura que dedicará el centro a labores de promoción de la salud

Un pequeño hospital con urgencias, dos quirófanos, 12 habitaciones dobles y 17 cirujanos. Éste es el centro que el Ayuntamiento tiene en la calle de la Concordia, en Vallecas. Su actividad asistencial es mínima: 293 intervenciones de cirugía menor y 12.798 urgencias leves atendidas en 2002. El gobierno municipal va a poner fin a esas actividades, con este argumento: "El centro no reúne las condiciones mínimas exigibles y es mejor dedicarlo a la promoción de la salud". PSOE y vecinos creen que sería mejor potenciarlo, ante la saturación que sufre el hospital Gregorio Marañón.

La actividad asistencial del Ayuntamiento de Madrid, que antes se dispensaba en las casas de socorro, se encamina hacia su desaparición. Hace años que el gobierno municipal no tiene competencias en materia de asistencia sanitaria, sino sólo de promoción y prevención de la salud de la población.

El centro municipal de salud de Puente de Vallecas ocupa un edificio de tres plantas situado en la calle de la Concordia, número 15. Según la memoria de la Concejalía de Salud de 2002, el centro tiene 64 trabajadores: 23 médicos -17 cirujanos, cuatro anestesistas, un traumatólogo y un internista-, 24 enfermeros, 10 auxiliares de enfermería y siete administrativos u otros.

La actividad en el centro, sin embargo, es muy reducida. En 2002 sólo se realizaron 293 intervenciones de cirugía menor: 235 vasectomías y 58 urgencias, casi todas ellas puntos de sutura en accidentados y heridos. El servicio de urgencia atendió 12.798 casos. De ellos, 152 fueron de gravedad media y 32 graves. Ninguno de estos dos últimos grupos fue atendido en el centro, sino que los pacientes fueron remitidos al Gregorio Marañón.

Los vecinos y los partidos de la oposición (PSOE e IU) llevan tiempo pidiendo al Ayuntamiento que potencie la actividad de este minihospital. "Los distritos de Puente y Villa de Vallecas tienen graves carencias en materia de salud pública, según varios estudios médicos", explica el edil del PSOE en Vallecas, Rafael Merino.

"Además, los más de 300.000 habitantes de esos distritos tienen como hospital de referencia el Gregorio Marañón, un centro con problemas en urgencias y listas de espera muy largas. No nos parece adecuada esta decisión, que supone cerrar el único hospital en el barrio", añade Merino.

Para Félix Palomo, presidente de la Asociación de Vecinos Madrid Sur, "el de la calle de la Concordia es un centro necesario para los vecinos, por su proximidad al barrio y porque todo el mundo está acostumbrado a acudir a él".

Recogida de firmas

La Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Puente y Villa de Vallecas ha iniciado una recogida de firmas para oponerse a la medida y exigir más información sobre las intenciones del Ayuntamiento. Ya han recogido más de mil firmas en dos semanas, según Palomo.

El edil Merino añade otras "virtudes" del Centro Municipal de Salud de Vallecas. "Realiza muchos partes de lesiones, algo muy importante en casos de violencia doméstica, en los que los partes tienen relevancia judicial. Si la agredida y la policía tuvieran que ir a las urgencias del Gregorio Marañón, las esperas serían muy largas, con la mujer sufriendo y la patrulla policial inmovilizada en la puerta", afirma el edil socialista.

José Manuel Torrecilla, director general de Salud Pública del Ayuntamiento, defiende la decisión de cerrar las urgencias y la actividad quirúrgica en Vallecas: "El centro no reúne las condiciones mínimas para llevar a cabo esta actividad, sobre la que, además, el Ayuntamiento no tiene competencias", dice.

"Los dos quirófanos, por ejemplo, no están acreditados por la Consejería de Sanidad. Sólo hacen vasectomías y curas puntuales. Sinceramente, hoy nadie en Vallecas acude al centro si tiene algo grave, porque todos saben que la asistencia que reciben allí es mínima", insiste Torrecilla. Sin embargo, el director general admite que los distritos de Vallecas sufren de algunos problemas de salud pública. "Precisamente por eso queremos extender allí la prevención y promoción de la salud", añade.

Entre las nuevas funciones que el Ayuntamiento quiere extender en Vallecas están las de prevención de cáncer de mama (mediante mamografías y ecografías) y de cuello de útero, para la osteoporosis, atención a menores en riesgo social (con atención pediátrica y provisión de leche durante el primer año de vida) y chequeos del estado de salud de la tercera edad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de noviembre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50