Los responsables de Radio Aldamar admiten que no devolvieron todas las fianzas

Rosalía Domínguez y Eduardo Arrese-Igor, ex responsables de la emisora Radio Aldamar y del negocio de manualidades Don Pincel, admitieron ayer, en el juicio que se sigue contra ellos por estafa, que no devolvieron la totalidad de las fianzas que sus empleados depositaban como condición previa para entrar a trabajar.

La acusada explicó que hacía a sus trabajadores un contrato laboral y otro privado firmado ante notario, por el que los empleados depositaban una fianza, en la mayoría de los casos de 15.025,30 euros. Según indicó, ella se comprometía a cambio a darles formación y devolverles el dinero en 60 mensualidades.

Una cláusula recogía que, si los empleados abandonaban antes de cinco años, no recuperarían el dinero. "Fue astucia profesional. No quería formarles y que se fueran", dijo Domínguez. Aseguró que fue devolviendo el dinero hasta que ingresó en prisión, tras ser demandada por los operarios por falta de cobro. "Luego no pude. Me embargaron todo", alegó. Arrese-Igor señaló que él se encargaba de realizar las entrevistas de trabajo, donde exponía las condiciones. Ambos imputados afirmaron que su asesor les dijo que los contratos eran legales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS