Crítica:EMOCIONA!!!JAZZ | Chick Corea QuartetCrítica
i

Lista de invitados

Chick Corea parece comportarse últimamente como si estuviera en una eterna fiesta de despedida de solteros. Su actuación estaba anunciada en fórmula de trío, aunque después la organización de Emociona!!!Jazz anunció que se uniría el saxofonista Steve Wilson. Ya sobre el escenario, se observó todavía otro aumento de plantilla inesperado con la incorporación del percusionista Rubem Dantas.

Se supone que la generosidad de Corea se debía a que el de Madrid era el último concierto de su gira de tres semanas. Sonaba el timbre y aparecía alguien con un instrumento bajo el brazo dispuesto a sumarse al coro. Para abreviar, urge citar la primera pieza del concierto, aquel venerable Captain Marvel que figuraba en el primer disco de Return to forever. Ya en el arranque se sumó al quinteto el trompetista Diego Urcola.

Chick Corea Quartet Chick

Corea (piano y percusión), Steve Wilson (flauta y saxos alto y soprano). Avishai Cohen (contrabajo), Jeff Ballard (batería) y Rubem Dantas (percusión), más músicos invitados. Auditorio CC OO, Madrid. 21 de noviembre.

En realidad, Corea demostró en la larga introducción a la pieza que guarda una orquesta bajo teclas que parecen tener labios, lengua y cuerdas vocales. El motivo de que después convocase a su esposa no era por cansancio mental, sino para celebrar todavía otro acontecimiento: 30 años de matrimonio. Gayle Morgan mostró ciertas maneras académicas, pero su estilo se antojó una colección de despropósitos técnicos y emocionales. El gong del intermedio sonó justo a tiempo.

La segunda parte estuvo mucho más animada. Corea la inició a piano solo con pinceladas de folclor culto que, en algún momento, evocó las canciones campesinas de Bartók. Luego abrió de nuevo la puerta para recibir al acordeonista Enrique Ugarte, encargado de conferir idiomatismo a Anna's tango (dedicado a la madre de Corea). A pesar de que la pieza sonó algo desajustada, supuso una de las cumbres de la noche, sobre todo después del contagioso aquelarre percursivo que, comandado por los impagables Jeff Ballard y Avishai Cohen, remató la pieza.

Ya se sabe que los invitados principales suelen llegar los últimos, y muy al final aparecieron Paquete, guitarrista flamenco de mente abierta, Jorge Pardo (flauta), Carles Benavent (bajo eléctrico) y Pedro Ruy Blas (voz). Corea se atrevió por fin a tocar Spain al frente de 11 músicos, no sin antes recordar lo mucho que ama España y lo mucho que le cambiaron la vida Joaquín Rodrigo y Paco de Lucía (presente en la sala). La versión resultó humeante y caldosa, y a todo el mundo le supo a gloria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 22 de noviembre de 2003.