Camps dice que invertirá seis millones de euros contra la siniestralidad

Pla alerta sobre el "incremento espectacular" de accidentes laborales de los últimos años

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, anunció ayer su intención de destinar el año que viene seis millones de euros para luchar contra la siniestralidad laboral. Camps realizó el anuncio tras ser interpelado en la sesión de control parlamentario por el portavoz socialista, Joan Ignasi Pla, que denunció que desde 1995 la siniestralidad laboral se ha incrementado "de manera espectacular".

El jefe del Consell acusa a EU-L'Entesa de ir contra el PHN por cualquier motivo

Camps reconoció que, aunque la siniestralidad ha ido bajando año tras año, todavía hay algún sector en el que los accidentes con causa de muerte se han incrementado. El presidente de la Generalitat reconoció que la situación "preocupa y ocupa" al Gobierno valenciano que a partir del año próximo pondrá en marcha un plan contra la siniestralidad con causa de muerte. "Debemos estar todos presentes para erradicar esta lacra", dijo Camps, que indicó que está previsto que el próximo día 21 se realice una reunión con todos los agentes sociales implicados.

El jefe del Consell indicó que su gobierno ya ha puesto en marcha el Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo (Invassat) y que ya se han desarrollado distintos planes contra la siniestralidad laboral tanto desde el Gobierno central como desde el autonómico. Camps manifestó que su compromiso es el de desarrollar "planes con mucho esfuerzo de la Administración, pero contando con el concierto de aquellos agentes que tengan interés directo o indirecto", ya que la siniestralidad laboral requiere de "la responsabilidad y el consenso" como instrumentos fundamentales para afrontar el problema de la mejor manera posible. El secretario general del PSPV y portavoz parlamentario, Joan Ignasi Pla, expresó su preocupación por un "índice de siniestralidad que se ha disparado de forma espectacular" y recordó que, a pesar de la aplicación de medidas los accidentes leves y graves, la cifra de 61,2 accidentes por cada 1.000 trabajadores sigue siendo tres puntos por encima de la que había en 1995. Para Pla, las medidas adoptadas "no han afrontado de manera seria las muertes por accidentes que se han elevado de una forma espectacular" y recriminó a Camps que no se haya abordado de manera seria la causa que las producen: la temporalidad y la subcontratación especulativa y fraudulenta que existe en la construcción.

Por su parte, el portavoz de Esquerra Unida-L'Entesa, Joan Ribó, interpeló al presidente de la Generalitat por la necesidad de revisar el plan de cuenca del río Júcar al entender que perjudica "objetivamente" los intereses de la Comunidad Valenciana. Francisco Camps acusó a Ribó de interpelarle dentro de su estrategia de "ir en contra del Plan Hidrológico Nacional por cualquier motivo" y lamentó que se le preguntase por un plan que lleva varios años aprobado y cuando el PHN ya está a punto de iniciarse. Ribó aseguró que el Júcar desde Antella hasta Cullera será "un río seco".

El portavoz popular, Serafín Castellano, interpeló a Francisco Camps por las medidas del Consell para combatir la violencia de género. El presidente del Ejecutivo indicó que se trata de un problema que deben superar las opciones políticas.

El PP rechaza en solitario la violencia de género

El PP aprobó ayer en solitario su iniciativa sobre la violencia de género tras hacer casi imposible el consenso con la oposición, que había presentado enmiendas. La propuesta del PP condena cualquier tipo de violencia contra las mujeres, reconoce y apoya los "esfuerzos" de los gobiernos central y autonómico en su erradicación, y reclama "no instrumentalizar políticamente" el asunto. Tanto EU como el PSPV instaban al Consell a elaborar un proyecto de ley integral sobre violencia de género, todo ello ante la celebración, el próximo día 25, del día internacional contra la violencia hacia las mujeres. Tras defender la propuesta de resolución de su grupo, la popular Elvira Suanzes invitó a Dolors Pérez, portavoz de EU-L"Entesa, a negociar un acuerdo, obviando que los socialistas también habían presentado una enmienda y que cualquier iniciativa transaccional requeriría también el apoyo del grupo mayoritario de la oposición. Tras el receso, la socialista Consuelo Catalá defendió su enmienda y descalificó la iniciativa del PP porque era una "mordaza" llena de "loas al Gobierno" que sólo pretendía "hacer leña política de un tema delicado". Aunque se intentó un acuerdo a tres bandas, fue imposible. EU finalmente tampoco suscribió el "principio de acuerdo" que había alcanzado con el PP y votó con el PSPV en contra de la proposición popular.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de noviembre de 2003.