Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruiz-Gallardón rechaza investigar la gestión de López Viejo

El alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, aseguró ayer que el Ayuntamiento no sustituirá al Tribunal de Cuentas en su labor de investigar la gestión del ex concejal de Limpieza Alberto López Viejo en la pasada legislatura, ante las presuntas irregularidades denunciadas por la oposición.

Ruiz-Gallardón hizo estas afirmaciones durante la rueda de prensa posterior a la reunión de la Comisión de Gobierno, en la que fue preguntado sobre si tiene previsto crear una comisión para investigar dicha gestión. Aunque no dio una negativa explícita por respuesta, dejó entrever que no tiene intención de crear, por el momento, esta comisión que le reclama la oposición, puesto que, aseguró, a quien corresponde llevar a cabo esta función es al Tribunal de Cuentas.

Señaló también que, "como siempre", se ha remitido esta investigación al Tribunal de Cuentas y que, si se detectase que existe "la más mínima irregularidad", se actuaría de acuerdo con lo que determine esta institución. De todas formas, el Gobierno municipal va a devolver unos 900.000 euros a varias empresas adjudicatarias del servicio de limpieza urbana que adelantaron dinero en la anterior legislatura a cuenta de los gastos para campañas de publicidad. El alcalde ha ordenado "poner a cero" la contabilidad en esa concejalía y acabar con un sistema por el cual las empresas de limpieza contrataban directamente la publicidad, sin intermediación directa y "sin control ninguno".

Cambio de criterio

Al ser preguntado sobre si ha cambiado de criterio respecto a cuando se encontraba en la oposición y cuando su grupo pedía la creación de comisiones de investigación, Ruiz-Gallardón respondió que desde que en 1995 llegó al Gobierno regional siempre ha mantenido la misma actitud.

El alcalde resaltó que su criterio siempre ha pasado por dejar que cualquier asunto sea investigado por los organismos a los que corresponde, en este caso al Tribunal de Cuentas, al que, insistió, el Ayuntamiento de Madrid "no puede sustituir".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de noviembre de 2003