Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ford elige su planta de Valencia para construir el nuevo Focus

La factoría compartirá el modelo con la alemana de Saarlouis

La planta de Ford en Almussafes, Valencia, fabricará el nuevo Focus, cuyo lanzamiento está previsto inicialmente para principios de 2005. Almussafes compartirá el proyecto con la planta alemana de Saarlouis, principal centro de fabricación de este modelo. Con la decisión, anunciada ayer, Ford respalda la planta española, la única europea que fabrica cuatro vehículos diferentes.

Pocos detalles dio ayer Ford sobre el nuevo encargo. El anuncio, en cualquier caso, confirmaba una adjudicación que se empezó a intuir cuando, a principios del pasado octubre, la dirección europea de la multinacional decidiera no fabricar la nueva generación de Focus en Genk (Bélgica) como estaba previsto inicialmente, en una medida acompañada del anuncio de 3.000 despidos. Ayer, en cualquier caso, Ford Europa hizo coincidir la adjudicación del nuevo Focus y anunció una inversión que ronda los 600 millones de euros en Genk, que fabricará tres coches, entre ellos los nuevos Mondeo y Galaxy.

Ford explicó ayer que la planta valenciana será la segunda, junto a la de Saarlouis, encargada de fabricar la nueva generación de Focus. Ambas plantas fabrican el modelo actual, que empezó a salir de las líneas valencianas en 1998, tras una inversión de algo más de 242 millones de euros. Ford no especificó la inversión que acarrea el nuevo proyecto ni el volumen a fabricar. Dijo, sin embargo, que la planta valenciana mantendrá su capacidad productiva en torno a las 400.000 unidades anuales de los modelos Fiesta, Ka, Mazda 2 y Focus. La gran aceptación de este último hace que casi el 47% de los coches que fabricó Almussafes hasta el 31 de octubre de este año fueran Focus.

Ajuste del cinturón

El anuncio refuerza la posición de Almussafes en el contexto europeo y en un momento en el que la multinacional se está ajustando el cinturón a nivel de costes y personal (Ford ha anunciado recientemente un recorte de 12.000 empleos en todo el mundo). La factoría valenciana es la única en Europa que fabrica cuatro coches. En abril del año pasado, Almussafes empezó a fabricar el nuevo Fiesta; en octubre de ese año, el motor I4, y el Mazda 2, en enero de 2003, en exclusiva para Europa. La carrocería del nuevo Focus se fabricará en la antigua planta de motores, para la que los sindicatos esperaban otro proyecto.

El director de fabricación de la planta, Antonio Adés, defendió en un comunicado que la "flexibilidad" de la factoría "resulta fundamental en el marco europeo de fabricación de Ford". Los sindicatos también mostraron su satisfacción. El anuncio no acarreará en principio nuevas contrataciones. La planta emplea a algo más de 7.100 personas y Ford acaba de presentar un expediente de regulación para prejubilar a 57 técnicos y administrativos. El secretario general de UGT-PV en la planta, Gonzalo Pino, defendió la necesidad de "una inyección de gente en montaje para lograr los objetivos de productividad. Y el responsable de CC OO-PV, Miquel Rosaleny, dijo que el proyecto "despeja el futuro" en vehículos para los próximos años. Ambos sindicatos, sin embargo, piden que Ford clarifique el futuro de motores, ya que la planta que fabrica el I4 trabaja a medio gas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de noviembre de 2003