Crítica:LIBROSCrítica
i

Los olvidados de las 'telecos'

Una lectura rápida del título de este libro, y de su contenido, parece sugerir que se trata de una revisión de la historia de las telecomunicaciones. La obra cuenta, efectivamente, cómo se inventó el teléfono, explica la manera en que se convirtió en negocio y recorre la historia de las compañías que lo han explotado. Pero el título de esta obra es Historias de las telecomunicaciones y eso es, de hecho, lo que narra su autor. El libro está repleto de pequeñas historias sobre los hombres y mujeres -sobre todo hombres- que han construido este sector, hay anécdotas sobre cómo fueron aceptados socialmente los distintos inventos y se incluyen curiosidades sobre su evolución. Es, en fin, la historia olvidada de las telecos.

Historias de las telecomunicaciones

José de la Peña

Ariel

ISBN 84-344-4441-0

El autor ha dividido el libro en seis capítulos. En el primero de ellos, titulado Hombres, se habla de la vida y obra de los personajes que han construido la Historia con mayúsculas de este negocio, como Graham Bell, Guillermo Marconi o Theodore Vail. El autor ha querido incluir, además, a los perdedores, los segundones, aquellos que llegaron demasiado tarde o apostaron por la tecnología equivocada. Estas historias son quizá las más interesantes porque rescatan del olvido a esos hombres que nunca aparecen en los libros de historia. Entre ellos destaca Elisha Gray, que llegó a la oficina de patentes con su teléfono dos horas después que Bell.

El segundo capítulo habla de los cambios que ha provocado este sector en la sociedad, la política y la economía. El autor vuelve a tirar del anecdotario para contar, por ejemplo, cómo la sociedad estadounidense de principios de siglo rechazaba el teléfono porque lo consideraba un aparato extraño que permitía que cualquiera violara la intimidad de su hogar. Las mujeres protagonizan también otra de las historias de este capítulo, que habla de las hello girls, las telefonistas, cuya popularidad llegó al extremo de que la Bell tuvo que insertar un anuncio en la prensa pidiendo a los usuarios del teléfono que no se insinuaran a las operadoras, que siempre eran jóvenes y solteras.

El tercer capítulo es curioso. Se titula Burbujas, y es toda una lección de historia para quienes han vivido la más reciente explosión financiera incontrolada, la de las puntocom. Y es que la irracionalidad del capital cuando algo nuevo irrumpe en el mercado no es una novedad; tiene más de dos siglos. Los capítulos 4 y 5, referidos a los servicios y las infraestructuras, son probablemente los mejores para entender los problemas de las telecos actuales. Y el sexto y último capítulo es quizá el más especial. El autor ya aclara en la introducción que es su "favorito", y se nota, por el cariño y el cuidado con el que se narra la "epopeya" del tendido del primer cable submarino telegráfico.

José de la Peña, que es físico y lleva 20 años en este sector, confiesa en la introducción de este libro que su objetivo es "sorprender, hacer sonreír y hacer reflecionar". Lo consigue. Además, el libro está bien escrito y evita ese virus contagioso en el que se ha convertido el lenguaje técnico, que suele poblar las obras que hablan de este sector. Podría reprochársele al autor, quizá, que le falta cierto músculo a la hora de hilar historias, y también habría sido interesante completar el libro con una bibliografía. Pero hay que agradecerle, sobre todo, que haya rescatado anécdotas, curiosidades y segundones del pozo profundo del olvido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 08 de noviembre de 2003.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50