Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Xela Arias, poetisa y traductora

La poetisa y traductora gallega Xela Arias falleció en la madrugada del domingo de un ataque al corazón. Había nacido en Lugo en 1962, aunque muy pronto se trasladó con su familia a Vigo. Su padre, Valentín Arias López, fue gerente de la editorial Galaxia y presidente de la Asociación de Traductores Galegos, lo que sin duda le influyó. En 1980 se incorporó al equipo fundacional de Edicións Xerais, como correctora de estilo y traductora, hasta 1990. Entonces comenzó a estudiar Filología en Vigo, para convertirse en profesora de enseñanza secundaria.

Como poetisa, publicó Denuncia do equilibrio (1986) y Tigres como cabalos (1990). Después publicó Darío a diario (1995) -una reflexión poética, extraordinariamente tierna, dedicada a su hijo-, y el pasado julio, Intempériome.Era una poetisa esencial, reflexiva, y sometía su trabajo a una exhaustiva depuración, sin ceder a la tentación de publicar por publicar.

Como traductora, Xela Arias volcó al gallego Amor de perdición (1986), de Camilo Castelo Branco, Premio de la Sociedade da Lingoa Portuguesa; El bosque animado (1987), de Fernández Flórez; Dublineses (1990) de James Joyce; El último mohicano (1993), de Fenimore Cooper, premio Ramón Cabanillas, y Venus negra (2002), de Ángela Carter; todos ellos editados por Xerais. Actualmente traducía Ancho mar de Sargazos, de Jean Rys.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de noviembre de 2003