Crítica:ROCK | Ben HarperCrítica
i

Exhaustivo

Fiel a su cita con su parroquia madrileña, cada vez más fiel y numerosa, Ben Harper acudió con el sonido más sixtie posible y arrancando a su excelente banda un sonido negro que se bate entre los más variados estilos arraigados en el tiempo, como soul, funk, blues o rock. Provocando el alargamiento de los temas a base de desarrollos instrumentales en los que todos los músicos tuvieron opción de lucirse con virtuosos solos, Harper ofreció un exhaustivo repaso, de más de dos horas, pidiendo expresamente a la producción del concierto comenzar antes para tocar lo más posible. Si bien este detalle puede interpretarse como un gesto para la hinchada, que había pagado casi cuatro mil pesetas de las de antes por la actuación, también es cierto que condujo por otro lado a un show al que le sobraba al menos media hora. Harper satisfizo, eso sí, los deseos de los iniciados en su música de raíz americana y gran componente místico con excepcionales interpretaciones de Amen Omen, Diamonds on the incide o la intensa Steal my kisses. Se despidió en medio de una gran ovación.

Ben Harper

Ben Harper (voz, guitarra acústica y eléctrica y weissenborn), Juan Nelson (bajo y coros), Marc Ford (guitarra y coros), León Mobley (percusión y coros), Oliver Charles (batería y coros) y Jasón Yates (teclados y coros). Sala La Riviera. 23,50 euros. Madrid, viernes 31 de octubre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 01 de noviembre de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50