Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La IATA critica la subida de tasas en los aeropuertos españoles

Giovanni Bisignani, secretario general de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), organización que agrupa a 277 compañías, ha solicitado entrevistarse con el ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, para tratar, entre otras cosas, sobre el aumento de las tasas aeroportuarias y de navegación, que la IATA considera desmedidas. La cita, solicitada hace aproximadamente dos semanas, según la asociación, está aún por concretar por problemas de calendario por parte del ministro.

Bisignani considera que el aumento de tasas recientemente anunciado por Aeropuertos Nacionales (Aena), de entre el 2% y el 7%, es excesivo. En declaraciones a este periódico, afirma que la situación de aeropuertos como los de Madrid y Barcelona es grave, "por lo caros que son", y critica el sistema de funcionamiento de Eurocontrol, el organismo encargado del control de tráfico aéreo en Europa, que considera, además de caro, ineficiente. Según Bisignani, en Europa las compañías están pagando, sólo por control aéreo, 6.000 millones de dólares al año.

Iberia, que sólo en Barajas tiene el 60% del mercado, pagará este año a Aena 200 millones de euros por distintos conceptos, como derechos de aterrizaje en los aeropuertos españoles, usos de pasarelas y estacionamientos de aviones y tarifas de aproximación, más otros 180 millones por control aéreo que van a Eurocontrol. Según la compañía, el pago por estos conceptos ha aumentado desde el año 1998 un 79%, mientras en el mismo periodo los despegues en los aeropuertos nacionales han crecido sólo un 6%.

Desplazamientos

Según Bisignani, el Gobierno español tiene una gran oportunidad de convertir los aeropuertos españoles en centros de crecimiento económico sostenido y de desarrollo del turismo. Pero, a su juicio, una política de encarecimiento de las tasas en unos momentos en los que las compañías sufren la debilidad de la demanda y la guerra de tarifas, sólo provocará desplazamientos hacia aeropuertos más baratos.

Según dijo el director general de Aena, José Eladio Seco, en el Congreso el pasado septiembre, las tasas de navegación han ido descendiendo paulatinamente en los cinco últimos años en torno a un 6%, lo que a su juicio permite afirmar que España "tiene una de las tasas más bajas de Europa".

En su reunión con Cascos, Bisignani quiere abordar también otros temas, como la necesidad de avanzar en el establecimiento del cielo único y el pago de la seguridad en los aeropuertos.

En los dos últimos años, las compañías aéreas han perdido 25.000 millones de dólares y reducido 400.000 empleos. Este año, según IATA, las pérdidas serán de 10.000 millones de dólares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de noviembre de 2003