Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un libro repasa los 50 años de historia de Acción Católica Obrera

La asociación Acción Católica Obrera (ACO) nació hace 50 años con el objetivo de evangelizar la clase obrera y corregir el divorcio entre el mundo obrero y la Iglesia, que se había producido en Europa desde el siglo XIX. De talante progresista y antifranquista, la asociación surgió y creció a imagen de grupos similares de activistas de países como Bélgica, Suiza y Francia y bajo la influencia de Joseph Cardijn y Albert Maréchal. El libro ACO. 50 anys de militància obrera i cristiana, de Joan Bada y Oleguer Bellavista (ACO / Mediterrània), presentado ayer en Barcelona por Lleonard Ramírez, uno de sus fundadores, y el escritor Paco Candel, repasa esa historia.

Fundada por Ramírez y Miquel Juncadella, entre otros, la ACO nació como un marco donde matrimonios de creyentes podían continuar desarrollando su actividad evangelizadora al alcanzar la vida adulta y abandonar, en consecuencia, las asociaciones cristianas juveniles.

El libro contextualiza la trayectoria de ACO en la historia social y política de los últimos 50 años, especialmente en lo que se refiere al mundo del trabajo y de la Iglesia. Asimismo, los autores han reunido toda la documentación que ha generado la asociación, que tiene ramificaciones en ciudades fuera de Cataluña como Madrid y Córdoba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de octubre de 2003