El empleo crece en 151.800 personas, con más temporalidad

La tasa de paro sube al 11,17% por las prejubilaciones y la incorporación de jóvenes

La creación de 151.800 empleos en el tercer trimestre mejora los datos de hace un año (116.200). Sin embargo, ese avance es insuficiente para cubrir la demanda y el paro sigue creciendo, con 29.600 desempleados más. Además, hay un empeoramiento de la calidad, con un repunte de los contratos temporales hasta el 30,74% de los asalariados. La tasa de paro sube al 11,17% por la incorporación de jóvenes al mercado laboral y la expulsión de prejubilados mayores de 55 años a causa de expedientes de regulación.

La Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre, difundida ayer por el Instituto Nacional de Estadística, refleja una relativa mejora del mercado laboral respecto a igual periodo de 2002. Se ha creado más empleo y el paro sube menos que el año pasado, cuando la economía estaba en desaceleración, pero los datos de desempleo son peores que en los ejercicios anteriores. El tercer trimestre, en plena temporada turística, tradicionalmente ha sido un periodo de reducción del paro, y por contra este año se ha producido un incremento de 29.600 personas.

Ese aumento tiene un perfil predominante de jóvenes entre 20 y 24 años que buscan su primer empleo (23.600 parados más en ese colectivo), y hombres mayores de 55 años expulsados del mercado laboral por prejubilaciones y expedientes de regulación (17.600 más); del sector servicios (16.400) y en menor medida de la agricultura (8.800); y con una procedencia geográfica predominante de Andalucía (allí el paro crece en 20.200 personas), Galicia (8.500) y Madrid (8.400 más).

Tras esa subida trimestral, la tasa de paro se ha situado en el 11,17% de la población activa, frente al 11,12% del trimestre anterior. La cifra total de desempleados llega a 2.114.600 personas. Respecto a un año antes, cuando la tasa estaba en el 11,41%, el desempleo muestra un aumento de 8.500 personas.

Además de los incrementos entre el colectivo que busca primer empleo (11.200) y en la agricultura (8.800), se produce un alza entre quienes perdieron su empleo hace tres años o más (5.600). Paralelamente, hay una subida en el número de hogares con todos sus componentes en paro, que se sitúa en 492.000 tras un aumento de 12.000 entre julio y septiembre. El paro se reduce en la construcción (6.400) y la industria (6.100).

La creación de 151.800 empleos en el trimestre (aumenta en 460.900 respecto a un año antes) coloca la cifra total de ocupados en 16.817.800. Todo el aumento corresponde a empleo asalariado, mientras que hay un retroceso en autónomos (12.700) y empleadores (6.600). Se generan más contratos indefinidos (89.700) que temporales (66.300), pero éstos repuntan y la tasa de temporalidad, que en el segundo trimestre estaba en el 30,60% de los asalariados, llega al 30,74%.

El sector servicios sigue concentrando toda la creación de nuevos empleos, con un alza de 177.400, y la industria apunta una recuperación frente a trimestres anteriores y suma 18.800 puestos de trabajo. En el polo opuesto está la destrucción de empleo de la agricultura (23.700) y la construcción (20.800). El empleo a tiempo parcial no funciona, pese a la reforma impuesta por el Gobierno hace dos años, y sufre una pérdida de 75.400 puestos, mientras que a jornada completa aumenta en 227.200 ocupados.

Las comunidades autónomas que más contribuyen a la creación de puestos de trabajo son Cataluña (46.300), Baleares (19.700), Castilla-La Mancha (11.100) y Asturias (10.800).

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de octubre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50