_
_
_
_
_
Reportaje:

Seguros a prueba de despidos

La protección garantiza, en caso de cese o incapacidad laboral, el pago de los préstamos

Entrar a formar parte del club de los parados ya no aterroriza tanto como antes. Existen seguros que cubren el salario de los trabajadores autónomos en caso de enfermedad o indemnizan a los empleados por cuenta ajena en caso de paro. Pólizas que garantizan el pago de las cuotas de los préstamos hipotecarios, los personales o incluso la deuda contraída con tarjetas. El coste de esta cobertura oscila entre el 1% y el 2% del capital pendiente.

Numerosas entidades se disponen a incluir en su oferta este producto, que presenta un coste máximo de cobertura del 2% de la deuda

A mediados de la década de los años noventa aterrizaron en España los seguros de protección de pagos para préstamos. De la mano de bancos británicos, la novedosa fórmula apenas halló mercado. Ocho años después, los grandes grupos bancarios ofrecen este producto y un número creciente de bancos y cajas se suma a la lista de proveedores de esta cobertura.

Este seguro cubre el riesgo de impago de cuotas de un préstamo por casos de paro, accidente o enfermedad. Una póliza de gran utilidad para colectivos como autónomos y trabajadores por cuenta propia, aunque funcionarios y asalariados también se encuentran entre su clientela potencial.

"Es un seguro de coste tan bajo y de tan alto valor añadido que se recomienda su contratación a todos aquellos clientes trabajadores por cuenta ajena que suscriben un préstamo", aseguran en el Santander Central Hispano (SCH).

Su coste no es desdeñable. Alcanza el 2% del capital del préstamo pendiente de amortizar; pero su precio es muy muy inferior al habitual en el Reino Unido, donde el coste medio alcanza el 5,8% de la deuda por amortizar.

Póliza habitual

La póliza habitual cubre el riesgo de desempleo en asalariados y el de incapacidad temporal, ya sea por enfermedad o accidente, en los autónomos. Garantiza el pago de las cuotas de préstamos de toda índole: hipotecarios, personales e incluso los generados por el uso de tarjetas de crédito. Para el abono de la prima no hay reglas fijas. Unas entidades cobran de un golpe (prima única) y otras lo repercuten en las cuotas de los préstamos. "El importe de la prima se abona en un único pago al inicio del préstamo y cuenta con la ventaja, si el cliente lo desea, de que se puede financiar incluyéndola en el préstamo solicitado", indica Pablo Berrinches, director general de Eurocorredores, la aseguradora que proporciona este servicio en préstamos del Banco Popular.

En algunos casos hay un periodo de carencia, un tiempo hasta la entrada en vigor de las garantías. La Caixa la ha establecido en un mes, mientras Caja España la fija en dos meses. Las coberturas de este seguro son amplias, ya que "al trabajador por cuenta propia, amas de casa y funcionarios, les cubre la incapacidad temporal, un riesgo que en el caso de los primeros minora los ingresos y para el resto provoca un incremento de gastos", aseguran desde el SCH.

"No estamos comercializando seguros de este tipo, pero en breve los vamos a incorporar a nuestro catálogo", señalan en Caixa Galicia. "El Banco Pastor, de momento, no comercializa este producto, que está en vías de implantación", señalan medios de esta entidad. La Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK), una de las diez primeras cajas españolas, ultima los preparativos para el lanzamiento de su Seguro de Desempleo. "Estamos replanteándonos volver a comercializar este seguro, pero sólo para supuestos de desempleo, sin incluir enfermedad o accidentes", explican en Barclays, la entidad que introdujo estas pólizas en España.

El Sabadell estima que uno de cada cinco préstamos hipotecarios y de consumo se formalizarán con su recién estrenado Seguro Protección de Pagos. "No estamos frente a un producto masivo, porque sólo algunas entidades disponen de esta oferta, pero responde a las nuevas tendencias y demandas del mercado español", aseguran en esta entidad. Sabadell ha lanzado un seguro de protección destinado, sobre todo, a jóvenes que deben afrontar la compra de un piso, "pero cuya situación laboral es aún incipiente e inestable".

Picaresca

Todos los grandes bancos ofrecen el producto. El BBVA hace énfasis en el segmento joven y ofrece un descuento del 10% en el precio de su Europrotección de Pagos al contratarlo junto a la Hipoteca Blue Joven. El Popular lo ofrece de manera general en la contratación de préstamos hipotecarios y de consumo, con una indemnización máxima mensual de 1.600 y 900 euros, respectivamente.

Aunque en mercados como el británico este seguro cuenta con una gran aceptación, hay escépticos en la banca española. "Nuestra entidad no lo comercializa, porque parece ser que los interesados en esta póliza son los que piensan que se van a quedar en paro, y eso hace que el riesgo sea elevado, con lo que el seguro resulta muy caro", aseguran fuentes bancarias.

Lo cierto es que la mayoría de las entidades vende este seguro sólo a quien va a adquirir una vivienda y no permite contratarlo a quien lleve una serie de años pagando este préstamo. Banc Sabadell ha abierto una nueva vía en este producto, al admitir la protección de pagos para préstamos con antigüedad de hasta tres años.

General Electric Financial Insurance, Alico Aig Life o Cardiff son algunas de las aseguradoras que ofrecen estas pólizas, que suelen contratarse en la entidad financiera que otorga el préstamo.

Los especialistas aconsejan la verificación de tres requisitos a la hora de contratar este seguro. Debe proteger toda la vida del préstamo; que el particular, una vez agotada la prestación máxima de cuotas, pueda disponer de nuevo del seguro si ha recuperado los requisitos para suscribirlo; y que su precio se adecue siempre al importe de la cuota que tenga el préstamo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_