Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chirbes alerta en 'Los viejos amigos' de que no se puede aparcar la vida

El escritor Rafael Chirbes (Tavernes de Valldigna, 1949) explicó ayer que su última novela, Los viejos amigos (Anagrama), que cierra el ciclo temático formado por la Larga marcha y La caída de Madrid, "trata de que no se puede dejar pasar la vida, no se puede aparcar", porque luego te das cuenta de "que no has hecho nada de lo que querías hacer". Minutos antes de presentar la novela en la Casa del Llibre de Valencia, Chirbes señaló que su libro retrata su propia generación, que envió al olvido los sueños de la revolución. Unos pocos triunfaron, pero la mayoría de sus viejos amigos -título "con un punto de ironía", apostilló el autor- se degradan, no hacen lo querían, son personajes derrotados.

Su narración, sin embargo, se aleja de la visión romántica del perdedor. "No creo en la poética del desencanto", afirmó el prestigioso escritor, admirador de Max Aub. Sobre la reivindicación y promoción del escritor exiliado de La gallina ciega por parte del PP, Chirbes recurre a una cita de Walter Benjamín para recordar que el "poder lo recoge todo" y añade que el PSOE no lo hizo cuando estaba en el poder para obtener los votos del centro y la derecha y ahora reclama a Aub como uno de los suyos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de octubre de 2003