Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un perito afirma ante la juez que la jubilación de Corcóstegui superó lo permitido

El perito propuesto por la acusación particular del caso contra varios altos cargos del Santander Central Hispano (SCH) ratificó ayer que los 108 millones que recibió Ángel Corcóstegui, ex presidente del banco, como jubilación exceden lo establecido. Los estatutos que regulan la retribución de consejeros en España fijan un máximo del 5% de los beneficios, porcentaje que equivaldría, según este perito, a 76 millones.

Esta declaración ante la juez de la Audiencia Nacional Teresa Palacios se enmarca en la causa que investiga el juzgado central de instrucción número tres contra el presidente del SCH, Emilio Botín, el propio Corcóstegui y el ex copresidente del banco José María Amusátegui, por un presunto delito societario, al perjudicar a los accionistas por las altas indemnizaciones que cobraron cuando ambos abandonaron el banco.

La defensa de Corcóstegui argumentó que los datos tenidos en cuenta por el perito son incompletos. La Fiscalía de la Audiencia Nacional pidió el mes pasado a la juez que archivase sus actuaciones, al entender que no hay fraude. En julio pasado, Juan Luis Marchini, presidente de la Confederación de Auditores, afirmó el contrato de Corcóstegui era perfectamente legal y que no ha generado ningún perjuicio al banco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de octubre de 2003