Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP mantiene su mayoría en Caja Madrid con votos de IU y un sector de CC OO

La candidatura de Romero de Tejada recibió 28 apoyos más que los afines a los populares

El Partido Popular consolidó ayer su mayoría en Caja Madrid, la cuarta entidad financiera del país, al lograr dos de los tres consejeros en disputa en la votación correspondiente a las candidaturas de la Asamblea de Madrid. El PP cosechó 188 votos de los 318 posibles para la lista que encabeza Miguel Blesa, reelegido posteriormente presidente de Caja Madrid, y Ricardo Romero de Tejada, secretario general del PP, que revalidó así su puesto en el consejo de administración. Al menos 28 votos de la izquierda sindical y política representada en la Asamblea General de Caja Madrid votaron al PP.

La sesión de la Asamblea General sirvió para renovar 12 de los 21 puestos del consejo de administración. Tras la votación, el PP se queda en el consejo de administración con ocho consejeros, a los que hay que sumar otros tres que suman la patronal madrileña CEIM, los impositores independientes y la confederación sindical de cuadros, lo que les otorga la mayoría absoluta dentro del consejo de administración. Con esos votos, Blesa tenía suficiente para revalidar su cargo como presidente de Caja Madrid. Finalmente, el presidente obtuvo 13 votos (ocho del PP, tres independientes, uno de IU y uno de CC OO) y ocho abstenciones (PSOE, UGT y CC OO de Madrid).

Antes de la Asamblea, tanto IU como el sector de Banca de CC OO habían expresado su malestar con el PSOE, que presentó dos listas alternativas a la del PP en la elección de tres consejeros por la Asamblea de Madrid. En el caso del sector de Banca de Comisiones, el malestar surgía de que la Unión Regional de CC OO en Madrid propuso como consejero a Rodolfo Benito, ex número dos de José María Fidalgo y ahora enfrentado con el secretario general del sindicato. A partir de ahí, la dirección federal optó por rechazar los apoyos que CC OO-Madrid había hecho públicos a favor de listas de izquierdas al consejo de Caja Madrid, incluidas las del PSOE. Además, IU denunció que el PSOE había cedido uno de sus consejeros por ayuntamientos a UGT en detrimento de la federación de izquierdas, que lo tenía.

Esa división de la izquierda acabó estallando ayer en las votaciones celebradas durante la Asamblea General de Caja Madrid para la renovación de cargos en el consejo de administración de la entidad financiera.

"Falta de palabra"

Sin citar expresamente a estos dos sectores de la izquierda sindical y política de la Asamblea General de Caja Madrid, los dirigentes del PSOE y de CC OO-Madrid se mostraron indignados ante "la falta de palabra de algunos". Se quejaron en los siguientes términos: "Nos aseguraron que no iban a votar a la lista de Ricardo Romero de Tejada y lo han hecho. De otra manera, no salen las cuentas".

A la Asamblea General acudieron 318 de los 320 miembros. El PP, sumando a todos los representantes de candidaturas independientes y de la patronal madrileña, podría llegar a 160 o 162 votos. Pero logró 188 para la lista de Blesa y Romero de Tejada. Los 26 o 28 restantes, según dirigentes del PSOE y de CC OO-Madrid, sólo pueden proceder de IU (13) y del sector de banca de CC OO (15), afín a la dirección federal del sindicato.

Este sector de Comisiones Obreras, que encabeza María Jesús Paredes desde mucho antes de que Fidalgo llegara a la dirección de la central sindical, respondió ayer así a esta acusación: "No sabemos de dónde salen esos votos ni podemos saberlo porque la dirección federal del sindicato decidió apoyar expresamente la lista de IU allí donde se presentara y dar libertad de voto en aquellas votaciones en las que no se presentara una lista de esa formación". Así ocurrió en la votación para elegir a los tres consejeros en representación de la Asamblea de Madrid donde sólo se presentaban el PP y el PSOE.

La sección de banca de CC OO añade que, en todo caso, el PP habría logrado los dos consejeros tanto con los 188 votos logrados ayer como si hubiera tenido tan sólo sus 162 propios. Esto obedece, según este sector de la central, a que la segunda lista del PSOE sólo obtuvo 42 votos. Por el sistema de asignación de restos que se aplica para elegir a cada consejero, esos 42 votos de la segunda lista del PSOE habrían sido, en todo caso, insuficientes para lograr un consejero.

El sector de CC OO afín a Rodolfo Benito replica que esa segunda lista socialista tuvo pocos votos precisamente porque no la apoyó toda la izquierda. Pues, de hacerlo, la aritmética habría permitido evitar que Ricardo Romero de Tejada, secretario general del PP de Madrid,

se hiciera con un puesto en el consejo. Romero de Tejada es el principal destinatario de las acusaciones del PSOE e IU en la crisis de la Asamblea de Madrid sobre la presunta trama inmobiliaria que, según los socialistas, habría provocado la espantada de dos diputados tránsfugas del PSOE. Romero de Tejada ha salido elegido, además, gracias a votos de IU y de parte de CC OO.

Este periódico no puedo recabar ayer la versión de Fausto Fernández, el candidato de IU a la Comunidad de Madrid, sobre lo ocurrido. Fernández había anunciado que los representantes de su formación votarían a favor de la candidatura de la izquierda. Eso, según los números, no ocurrió finalmente.

La fractura en la izquierda de Madrid tiene un segundo elemento de discordia: IU perdió uno de sus dos consejeros, el representante elegido en la urna de los ayuntamientos. Y lo hizo por un solo voto. Ese consejero será ahora de UGT, que pactó con el PSOE su apoyo precisamente para entrar en el consejo. En todo caso, el representante de IU que ha perdido un asiento en el consejo fue votado por compromisarios del PP. Si no, tampoco salen las cuentas. Esa lista de IU logró 54 votos, pero los votantes que IU tenía en la Asamblea de Caja Madrid para esa elección eran sólo 13. A ellos podían sumarse otros 15 de la sección de banca de Comisiones. Aun así, sólo habrían sumado 28 y lograron 54. El resto, necesariamente, tuvieron que venir del PP.

De otra forma, el PP votó ayer en Caja Madrid una candidatura de "los comunistas", según designa este partido a la coalición de Gaspar Llamazares.

Otro de los síntomas que muestran la división de la izquierda es que no logró sacar adelante -en la urna que debía elegir dos consejeros en representación de las entidades representativas- una candidatura apoyada por el sector de banca de CC OO, el vicepresidente de Caja Madrid, José Antonio Moral Santín, de IU, y el Partido Popular. Esa candidatura mixta estaba encabezada por un profesor universitario de la Complutense afín a IU, pero no logró ayer los votos suficientes.

Los elegidos

La Asamblea General eligió a los siguientes vocales para el Consejo de Administración:

- En representación de los municipios resultaron elegidos Jesús Pedroche Nieto (PP); Mercedes de la Merced (PP); Alberto Recarte García-Andrade (PP); José Antonio Moral Santín (IU); Antonio Romero Lázaro (PSOE); José María Arteta Vico (PSOE), y Gonzalo Martín Pascual (UGT).

- En representación de la Asamblea de Madrid, los nuevos consejeros son: el presidente Miguel Blesa de la Parra (PP); Ricardo Romero de Tejada y Picatoste (PP) y Ramón Espinar Gallego (PSOE).

Y como consejeros de las Entidades Representativas, los elegidos fueron Rodolfo Benito Valenciano (CC OO) y Gerardo Díaz Ferrán (CEIM)

Con estas nuevas incorporaciones, el consejo de Caja Madrid queda formado por 21 vocales. A los 12 elegidos hay que añadir 7 vocales que representan a impositores y dos a empleados, vocales que no correspondía renovar en este ejercicio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de septiembre de 2003