Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colocada en Lleida la primera piedra del Museo Diocesano, que se inaugurará en 2006

Lleida tendrá en 2006 el gran referente museístico que necesitaba. Cuatro consejeros de la Generalitat, Artur Mas, Jordi Vilajoana, Josep Grau y Josep Maria Pelegrí, presidieron ayer el acto de colocación de la primera piedra del futuro Museo Diocesano y Comarcal de Lleida, un moderno equipamiento cultural de 6.835 metros cuadrados que reunirá más de 10.000 obras de arte sacro, incluidas el centenar de piezas cuya titularidad reclama la diócesis aragonesa de Barbastro-Monzón desde hace ocho años. El museo, que según una promesa efectuada en 1997 por el anterior consejero de Cultura, Joan Maria Pujals, debía estar acabado desde hace un año, se levantará en la Illa de la Maternitat, en el solar de la antigua Llar de Sant Josep, propiedad de la Diputación provincial, del que se han conservado algunos elementos arquitectónicos.

El coste del edificio será de 13,5 millones de euros, de los cuales la Generalitat aportará 8,1 y el Ayuntamiento y la Diputación de Lleida, el resto a partes iguales.

Más de un siglo ha tenido que esperar Lleida para ver realizado el sueño del obispo Josep Messeguer, quien en el año 1893 fundó el Museo Católico en el edificio del Seminario Conciliar y empezó a aglutinar en él muchas obras dispersas y expuestas al expolio hasta conformar una valiosa colección de arte sacro que, desde entonces, ha peregrinado por distintas sedes provisionales. Muchas de las obras permanecieron durante décadas olvidadas y no fueron expuestas al público hasta que se organizó, en 1997, la exposición Proemium, embrión del gran museo que se empieza a construir ahora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de septiembre de 2003