Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de delitos baja en Valencia y sube en Alicante y Castellón

La memoria de la Fiscalía General del Estado, que ayer presentó el fiscal general, Jesús Cardenal, recoge un descenso del 16,03% de la delincuencia en la Comunidad Valenciana. La cifra se refiere a las diligencias incoadas, aquellas que dan un pulso más directo de los delitos. Esta disminución global se produce gracias a la reducción registrada en la provincia de Valencia porque en Alicante y Castellón se constata un incremento del 6,75% y del 8,9%, respectivamente. Un aumento menor que el registrado en años anteriores. La memoria de Cardenal, que se basa en los datos enviados por los fiscales jefes de cada una de las tres provincias, es por primera vez desde hace varios años positiva en términos de reducción de delitos registrados en la provincia de Valencia.

Estas cifras, sin embargo, vuelven a estar rodeadas de polémica como ya ocurriera el año pasado. De hecho, la Fiscalía General incurre en una abierta contradicción en sus propios datos. De un lado, presenta un descenso total en la Comunidad Valenciana, pero en el detalle provincial consta que los delitos aumentan en las tres provincias. Esta contradicción ha vuelto a explicarse como la consecuencia de un nuevo error en la suma de los porcentajes ante la ausencia de una estadística homologada.

De hecho, ayer mismo, el fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia, Enrique Beltrán salió a corregir a su superior, afirmando que ha vuelto a ocurrir lo del año pasado, cuando se multiplicó por 1.000 el número de delitos registrados en la provincia de Valencia

Las diligencias previas incoadas por la fiscalía en la provincia de Valencia fueron en 2002 un total de 339.647, frente a las 401.731 de 2001. Ello supone un descenso del 15,45%. En cambio, las cifras de Alicante y Castellón son de signo distinto. Alicante registró 221.716 diligencias previas incoadas, en 2002 la cifra fue de 237.502, lo que supone un incremento del 6,75%. En el caso de Castellón, en 2001 se registraron 49.629 casos nuevos, mientras en 2002 el incremento fue de un 8,9%, ya que pasó a un total de 54.070.

En lo que se refiere a juicios por faltas, el informe no recoge ninguno para la provincia de Alicante ni en el año 2001 ni en el 2002 mientras que en Castellón hubo en 2002 un total de 9.308, un 38,41% más que el año anterior, y en la provincia de Valencia se realizaron 26.295, un 14,35% más que en 2001.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de septiembre de 2003