LA PRECAMPAÑA ELECTORAL

El puesto del presidente no está en disputa, recalca CC OO

La continuidad de Miguel Blesa al frente de la Presidencia de Caja Madrid no está en disputa. El Consejo de Administración que salga de la votación del próximo 29 de septiembre en la Asamblea General deberá renovar a Blesa al frente de la cuarta institución financiera del país y lo hará sin mayores problemas.

La renovación se produce por mayoría absoluta (11 de los 21 consejeros). Para cambiar al presidente se requieren dos tercios de los votos (14 consejeros). Sin el apoyo del PP, es imposible desplazar a Blesa de la presidencia.

Comisiones Obreras aclara que votarán sin problemas la continuidad de Blesa y que su objetivo en todo momento es "garantizar la estabilidad de Caja Madrid".

Una de las mayores críticas que el PP disparó contra el secretario general de la Federación Socialista Madrileña, Rafael Simancas, tras las elecciones del 25 de mayo, se refería a las declaraciones que éste hizo sobre el futuro de Caja Madrid.

Cuando se daba por sentado que la suma de los escaños de IU y PSOE convertiría a Simancas en presidente regional, fue preguntado por la posibilidad de que la izquierda regional recuperara la presidencia de Caja Madrid.

En su respuesta, Simancas no lo descartó justificando esa posibilidad en el avance electoral que habían experimentado en los últimos comicios municipales y autonómicos que tendría reflejo en el consejo de administración de Caja Madrid, como ocurrirá a partir del 29 de septiembre próximo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Reacciones en contra

Aquella declaración de intenciones provocó algunas reacciones en contra, incluso de los representantes de Comisiones Obreras, que se expresaron a favor de no someter a la entidad financiera a aventuras de acoso y derribo a su presidente que ni siquiera estaban garantizadas por votos suficientes y que sólo iban a contribuir a generar tensiones innecesarias.

La renovación de los órganos de gobierno de Caja Madrid tendrá su primera batalla el próximo jueves, cuando se cierra el plazo para la presentación de candidaturas para los 12 puestos del consejo de administración que cambiarán desde el 29 de septiembre.

En función de las candidaturas que se presenten se podrá vislumbrar si desde el 18 de septiembre hasta el 29 del mismo mes, la izquierda y el PP desencadenarán una batalla en busca de un puñado de votos que podría dar el control de Caja Madrid a unos o a otros. En la votación final, dos votos pueden resultar decisivos para dar la victoria a unos o a otros.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS