Condenado un policía local de Mollet por agredir a un detenido

La Audiencia de Barcelona ha condenado a un agente de la Policía Local de Mollet del Vallès (Vallès Oriental) a pagar una multa de 180 euros y a una indemnización de 115 euros por agredir a un hombre, al que antes había detenido por conducir de manera temeraria. La Audiencia confirma así una sentencia inicial dictada el pasado mes de marzo por el Juzgado de Instrucción número 3 de Mollet del Vallès.

La Sección Octava de la Audiencia de Barcelona condena asimismo a Eduardo R. R., familiar del conductor agredido, a pagar un total de 60 euros de multa y a un fin de semana de arresto por orinar en las dependencias policiales, adonde acudió para visitar al detenido.

Los hechos se remontan al pasado 7 de octubre de 2002, cuando el agente de la Policía Local ahora condenado detuvo un coche cuyo conductor conducía de forma temeraria y al que acabó agrediendo según la sentencia.

Después de que el policía local se llevara detenido al conductor del coche a las dependencias policiales, Eduardo R. R. se presentó allí y, ante la negativa de los agentes de dejarle ver al detenido, del que decía que era familiar, orinó en una pared exterior de la comisaría y en un coche policial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0015, 15 de septiembre de 2003.