Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maragall dice que tiene a punto la "transición" a un gobierno sin CiU

El líder socialista se declara "feliz" por terminar la travesía del desierto

El candidato socialista a la presidencia de la Generalitat, Pasqual Maragall, expresó ayer su satisfacción por el anuncio de las elecciones autonómicas y se declaró "preparado y feliz" ante "la hora del cara a cara con la gente". En el Parlament, Maragall reunió por última vez al plenario de su gobierno alternativo, de cuya labor se mostró muy satisfecho. Explicó que además de elaborar 86 proyectos, el gobierno alternativo ha preparado detalladamente "el proceso de transición" para aplicar tras una victoria electoral de la que se mostró convencido.

Maragall ha regresado de Chile plenamente reafirmado en su decisión de asistir a la conmemoración del 30º aniversario del golpe militar contra Salvador Allende. "Ellos, comenzando por Isabel Allende, han estado aquí cada Onze de Setembre", dijo, "y yo creo que nos correspondía estar allí

[en Santiago de Chile]". Agregó que "si todo va bien" invitará al presidente chileno Ricardo Lagos para la Diada del año próximo.

El líder socialista dio por descontado que le esperan "dos meses agotadores" hasta la cita con las urnas el 16 de noviembre, pero se declaró "preparado" para esta última fase de la carrera hacia la presidencia. "Ahora llegamos al final de una travesía del desierto que hemos hecho con entusiasmo, fe e ilusión", aseguró.

Explicó que para él ha sido un reto inédito estar toda una legislatura en la oposición, tras haber ejercido 15 años como alcalde. Resumió el trabajo llevado a cabo en los 86 proyectos elaborados por el gobierno alternativo y en la continua fiscalización y crítica de la gestión de CiU.

Acompañado por los diputados Joaquim Nadal y Josep Maria Vallés, Maragall entregó a los medios de comunicación un resumen de los balances críticos de la actuación de cada uno de los departamentos del Gobierno catalán, con particular atención al Departamento de Presidencia. El documento lleva un título harto explícito: "Los 100 fracasos de Artur Mas".

Vallés destacó que en el Departamento de Presidencia lo más destacado es lo relativo a la promoción política de su titular, Artur Mas, como candidato. Citó a este efecto "el desmesurado alud publicitario", la concesión "discrecional" de frecuencias de radio y televisión y la "tutela permanente" de la radiotelevisión pública catalana.

Los socialistas sostienen que Mas cesa como conseller en cap el día en que se publique en el diario oficial la disolución del Parlament o, si no hay disolución, el día en que vencen los cuatro años de legislatura, el 23 de septiembre.

Maragall afirmó que ahora lo que está en juego es si Cataluña quiere "resignarse a seguir perdiendo peso y fuerza poco a poco, o quiere recuperar impulso". En cualquier caso, su propuesta es, dijo, "llevar a cabo un cambio tranquilo, con la complicidad de la gente". "Es la hora del catalanismo comprometido con la España plural", afirmó, "y queremos que Cataluña sea el motor de esa España y uno de los motores de Europa".

El PSC reunirá el sábado al consejo nacional del partido para aprobar las listas electorales. Maragall aseguró ayer que defenderá a todos los diputados de esta legislatura que quieran repetir. "Ninguno me ha fallado", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de septiembre de 2003